Alfa Romeo 147 GTA  Chupa más que “La Veneno” Pero merece la pena.

Alfa Romeo 147 GTA Chupa más que “La Veneno” Pero merece la pena.

enero 27, 2016 0 Por Jorge Méndez

Alfa Romeo 147 GTA. Un deportivo de consumo algo elevado y poca autonomía.

Estamos hoy a los mandos de un deportivo italiano con un motor 3.2 atmosférico, V6 y que rinde 250 cv a 6.200 rpm. Si por algo enamora este coche a primera vista es porque sigue siendo “gordito” en su estética y nos hace recordar cómo se hacían antes los coches y eso que hablamos de que la unidad probada es del 2003.  Este italiano de pura raza se convierte en el enemigo directo de “cucumbers” de la talla del Audi S3, Ford Focus RS, Seat León Cupra, Honda Civic Type-R o el Volkswagen Golf R32.

Decíamos que este gordito y sin entrar en detalle en su aspecto exterior del que luego hablaremos, se diferencia de sus hermanos menores por tener un paragolpes delantero con una toma de aire de mayor tamaño y con la parte de abajo del mismo más marcada.  El GTA no tiene protecciones para los pequeños roces de aparcamiento, de esta forma se estiliza más el coche y marca sus líneas agresivas, pero es más vulnerable a los toques diarios. En la parte trasera el 147 GTA tiene un spoiler en la parte alta del portón y un paragolpes con tres rejillas y un hueco mayor para la doble salida de escape, que hacen de este italiano un culete digno de estar mirando durante unos minutos.

Opinion Alfa 147 GTA

COMPORTAMIENTO

Exceptuando su parte más negativa, como es el excesivo consumo, su baja autonomía, su dirección algo blanda y que el rendimiento en comparación con algunos de sus rivales es algo menor, todo lo demás es goce y disfrute de este coche.

Hay quien pensará que después de lo que acabo de decir pensará: “Bueno y después de todo lo negativo que has dicho, por qué debería comprar un GTA, si sus competidores son mejores?

Bien. Cuando buscas un deportivo de estas características no sueles mirar el gasto de consumo, ni de autonomía. Pero si aun así no te he convencido, te diré que la ventaja que tiene el GTA frente a sus competidores es el precio. Tanto en su compra nueva como de ocasión, donde su precio es mucho más moderado, así que, con ese diferencial tienes para gasolina para muchos años vista. En referencia a su dirección, me pareció algo blanda e imprecisa, quizá eso añadido a su suspensión que tampoco era lo que me esperaba en cuanto a dureza hacía que se lo transmitiera a la dirección, pero nada que no se pueda solucionar con un cambio de suspensión a algo más radical.

Prueba Alfa 147 GTA

Su comportamiento en paso por curva es realmente rápido y muy bueno, con poca tendencia a subvirar y en caso de hacerlo el control de estabilidad (VDC) salta para solucionarlo, aunque en mi caso, no hizo falta porque no conseguí llevarle a ese límite.

Venía diciendo que su consumo era algo elevado. Bien, las cifras que hemos manejado en las pruebas es de 12,5 litros de consumo mixto ciudad y autopista hasta llegar a la Sierra Madrileña, donde acelerando el ritmo en puertos como el de la Cruz Verde rondamos los 22 litros de consumo, así que, entre unos consumos y otros nuestro depósito no llegó a los 450 kilómetros y eso que lo habíamos llenado, así que, si tenéis pensado comprar este coche, tened este dato en cuenta. Chupa más que La Veneno.

En autopista y con un buen firme, el coche es una tabla. Responde de maravilla y sin llegar a su punta máxima que debe coger los 240km con seguridad decir que los 220 los alcanza con facilidad y respondiendo muy bien a cambios de ritmo.

Hablando de los cambios de ritmo y donde mejor lo pudimos ver fue en los puertos de montaña que nos encontramos por el camino. Al ser un motor atmosférico hay que jugar con la palanca de cambios, pero su V6 responde a las mil maravillas. Si sus bajos no son especialmente destacables, entre las 4.000 y 6.200 vueltas el giro que mete el motor es bestial, a parte de tener un sonido para mi gusto, embriagador. Entra en curva  sin cabecear en exceso, aunque se nota que es un coche de casi tonelada y media (1.430 kilos) y sus frenos actúan con contundencia slavando en muchas ocasiones el deslizamiento de las ruedas delanteras y así dar paso al control de tracción (ASR) que rápidamente permite redireccionar el coche. Decir que en nuestra prueba los frenos, a pesar de frenar muy bien, sufrieron algo de fatiga y con el paso de la prueba se les notaba algo alabeados, algo que a sus contrincantes nos les suele ocurrir entre otras cosas, porque tienen toma frontal de ventilación de freno y que sus discos son de mayor diámetro, como ocurre con el Ford RS o el Golf R32, por ejemplo.

Comportamiento Alfa 147 GTA

INTERIOR

El interior del GTA destaca por sus asientos delanteros de tipo bacquet, los pedales en aluminio y un volante deportivo con un tacto muy agradable de empuñar. El volante se puede ajustar, tanto longitudinalmente como en profundidad haciendo que el puesto de conducción se adapte a la perfección a la postura de conducción del piloto.

Sus bacquet, para gente entrada en kilos como yo se adapta a las mil maravillas, ya que envuelve de una forma correcta y agarra muy bien en las curvas. Quizá para gente más delgada que yo le pueda resultar algo incómodo, aunque tiene ajuste lumbar para hinchar las “orejas” internas. Eso sí, mediante una ruedecita bastante incómoda en su accionamiento.

El paso del tiempo cuesta verlo pasar por este coche. Tiene grandes acabados y el desgaste cuesta verlo, tanto en rozaduras del asiento como desgaste del volante. La unidad con ya 190.000 kilómetros tenías más gastados los mandos de los elevalunas y palanca de cambios que otros instrumentos.

Los pedales como he dicho antes son de acabado deportivo, mezclando el metal con la goma antideslizante. El posicionamiento de freno y acelerador permite hacer con comodidad la maniobra punta-tacón, para quien sepa y pueda hacerla.

Interior Alfa 147 GTA

Interior Alfa 147 GTA

Una vez sentado la instrumentación es correcta. Con un testigo de temperatura de aceite y un marcador que marca 300km/h que aunque obviamente no los alcanza es un indicador que pone los pelos de punta al sentarse delante de él. Decir que aunque en apariencia son muy bonitos los marcadores, quizá queden demasiado al fondo, donde algunas veces es algo incómodo de ver en situaciones de sombra.

Los asientos traseros. Justos. Yo mido 1.80 y en la prueba de comodidad era todo lo contrario. Incómodo. Así que, meter 5 adultos en las plazas trasera, tanto por altura como por longitud, no es recomendable. Eso sí, 4 pasajeros por debajo del 1,75cm irán cómodos, puesto que sus asientos son también tipo baquet y envuelven a la perfección. Teniendo en cuenta que no es un coche especialmente largo o sacrificas espacio trasero o maletero. En el GTA sacrificaron los dos, así que, de este modo el GTA dispone de un maletero de 290 litros, así que, pequeño. Pero bueno, este coche tampoco te lo compras para viajar.

OPINIÓN CAR AND GAS

Si quieres gastarte entre 7.000 y 10.000 euros en un deportivo de ocasión de estas características y frente a los competidores anteriormente mencionados, te diríamos que, adelante. Cómpralo. Sonido, exclusividad, comportamiento y buen precio son su bazas ganadoras. Eso sí…. Cositas a tener en cuenta y a revisar antes de comprar:

  • Casquillos de la suspensión delantera. Suelen estar deteriorados en estos modelos.
  • Si el modelo que vais a comprar tiene más de 100.000 kilómetros, comprobad el estado del caudalímetro. Solían tostarse.
  • Embrague. Los embragues duran 100.000 kilómetros en las unidades manuales aproximadamente. Así que, dato también a tener en cuenta.

Solo nos cabe la duda entre el VW Golf R32 que aunque están más caros, es ingeniería alemana que para los que duden de los italianos, tienen ahí su rival más directo.

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 157 post .

CEO y fundador de @carandgas