Consejos 7. Conducción con Niebla

Consejos 7. Conducción con Niebla

enero 20, 2015 0 Por Jorge Méndez

La niebla (del lat. nebŭla) es un término general referido a la suspensión de gotas pequeñas en un gas. En meteorología, se refiere a la suspensión de gotas pequeñas de agua que producen una visibilidad de menos de 1 km. Es un fenómeno meteorológico consistente en nubes muy bajas, cerca o a nivel del suelo y formadas por partículas de agua de pequeño volumen en suspensión.

Los bancos de niebla se forman de la misma manera que cualquier otro tipo de nubes, pues de nubes estratiformes se constituye la niebla. Tierra adentro la mayor parte de las nieblas se producen al evaporarse la humedad del suelo, pero puede proceder del vapor de agua expelido por la vegetación o por masas de agua dulce o salada, ríos, arroyos, charcos, etc.

Si aún no os habéis echado a dormir por la definición física de la niebla os daremos unos consejos básicos de cómo conducir bajo este fenómeno. Y no hablamos de Niebla el perro de Heidi.

2015-01-19 23.26.05

Si la niebla lo sorprende durante la conducción:

  • Encienda las luces bajas y las “antiniebla” si las tiene.
  • Reduzca la velocidad.
  • No use las luces largas ya que reflejarán en las gotas de vapor y verá menos aún.
  • Use el limpiaparabrisas y el desempañador para mejorar la visión.

Si la niebla es muy espesa, además de las ya mencionadas:

  • Encienda las luces intermitentes de emergencia (Los “warning”).
  • Reduzca  considerablemente  la velocidad.
  • Prepárese para frenar ante un vehículo detenido, nunca para sobrepasarlo.
  • Salga de la calzada en cuanto pueda.
  • Estacione en un lugar seguro hasta que la niebla se disipe.
  • Nunca se detenga en la calzada.
Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 157 post .

CEO y fundador de @carandgas