¿Por qué el ganador bebe leche en la Indy 500?

El ganador de la Indy 500 tiene que beber una botella de leche.

Nos tenemos que remontar a hace más de 80 años donde Louis Meyer, en su debut y como ganador de su primera carrera en la Indy 500, al cruzar la línea de meta pidió un vaso de leche para festejar su victoria.

¿Quién dijo que los japoneses no pueden ser eufóricos en sus celebraciones?

Ya en el año 1936 y en su tercera victoria volvió a pedir un vaso de leche al terminar la carrera y en esta ocasión no le facilitaron tal vaso de leche, si no, una botella de suero de leche. Dicho momento fue inmortalizado por un fotógrafo norteamericano que “pilló” a Meyer sujetando la botella de tal forma que sostenía la botella con dos dedos y con los 3 restantes indicando el número de victorias que había conseguido. En aquella época también genios del marketing (no sólo ahora) y vio la oportunidad de que la leche fuera usada como un producto comercial y de uso para que fuera una tradición. Beber una botella de leche. Esta tradición se ha respetado desde entonces exceptuando un periodo, desde el 1947 hasta el 1955 y que se recuperó en 1956 hasta ayer día 28 de mayo de 2017 donde Takuma Sato fue el primer Japonés en ganar la ya conocida carrera americana. Las 500 millas de Indianápolis.

En 1993, Emerson Fittipaldi en su segunda conquista lo festejó con jugo de naranja, justificado porque él era productor del cítrico en Brasil. Luego tomó de la tradicional botella de leche, eso sí fuera de cámaras. Aun así, tanto el público como algunos periodistas lo criticaron por esa atribución al respecto.

Resumen Indy 500 2017: Takuma Sato gana la carrera. Fernando Alonso abandona tras la rotura de motor de su Honda y un espectacular accidente donde increíblemente Scott Nixon salió ileso.

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 144 post .

CEO y fundador de @carandgas

Deja un comentario