Mazda MX-5 2016. Roadster en estado puro para disfrutar. No para correr.

Después de un tiempo maravilloso durante toda la semana y después de una bajada de temperatura de 12 grados, llegó el día de la prueba del nuevo Mazda MX-5 2016 en el Circuito madrileño del Jarama para probar el Roadster por excelencia. Grupo Motorpress Ibérica nos invitó una vez más a uno de sus eventos, en esta ocasión al #mx5experience donde Motorpress Ibérica hizo de un día de mucho frío, un día realmente caldeado para todos los asistentes, donde algún valiente estaba en mangas de camisa o incluso manga corta.

Como ya es tradición en este tipo de eventos, comenzaba con la inscripción en la nueva torre del circuito madrileño, donde un equipo de 3 personas de Motorpress Ibérica gestionaba al grupo de más de 30 asistentes, entre pilotos y acompañantes, donde posteriormente y una vez recibido el obsequio de un palo selfie (que luego se vio durante toda la prueba), irían a la sala preparada para el evento en cuestión, donde el equipo de comunicación estaba listo para dar una charla/briefing sobre la historia del roadster por antonomasia.

Su nuevo motor y cilindrada 1.5 de 131cv y 2.0 de 160cv, modificación de pesos (reducción de 100 kilos de peso), inteligencia y sistemas de conducción activa y pasiva (luces largas que se encienden y apagan solas, aviso de cambio de carril, señalización de ángulo muerto…) y sobre todo el cambio de look frente a sus antecesores (anguloso, musculado, más corto que el anterior pero con la distancia de ejes llevada al extremo, tanto delante como en el eje trasero) hacía del inicio del evento que las personas de la sala empezaran a esbozar una sonrisa.

Una vez terminada la charla donde se habló desde el primer Miata hasta el Mx-5 2016, pasarían los participantes al box que daba paso directo al pit lane, en el Grupo B y paso al circuito de agilidad, al Grupo A. De esta forma quedaban repartidos los asistentes a la prueba, para dar mayor agilidad al evento.

Sin largos tiempo de espera por parte del asistente, la prueba constaba de una vuelta de reconocimiento en el nuevo Mazda 6 o en el nuevo Mazda CX3. Una vez finalizada se hacía el cambio de coche para dar comienzo a 2 vueltas (1 paso por meta) con el nuevo Mazda MX-5 2016 mientras que el otro grupo estaba en el circuito de agilidad, compuesto de 2 vueltas. En este último, se hacía prueba de agilidad, cambio de ritmo, comportamiento del tracción trasera y cambio de pesos y agilidad y comportamiento en asfalto mojado.

Jorge Méndez -CAR and GAS-. Comportamiento sobre mojado Mazda MX-5 2016

Jorge Méndez -CAR and GAS-. Comportamiento sobre mojado Mazda MX-5 2016

COMPORTAMIENTO

Pasando ya a la acción, damos paso a comentar qué nos transmitió el nuevo MX-5 2016.

Tanto en circuito de agilidad como en circuito de velocidad, probamos el motor más potente, el de 160cv. Su bajo centro de gravedad, el motor “casi central”, puesto que es retrasado en comparación con sus antecesores y el puesto de conducción muy cercano al eje trasero, te hace pilotar con la sensación precisa de saber cuando se va a ir de culo (subviraje). Transmite mucha información. Eso es lo primero que notas nada más subirte en el coche, su centro de gravedad y lo cerca que estás del suelo. Esto es lo que se busca en este tipo de coches. También destacar que no es un coche para personas de más de 1,85 de altura, porque hacen que la conducción no sea especialmente cómoda. Sus 160 cv están pensados para recorrer carreteras sinuosas de montaña y descapotado en días de sol, pero no es un coche “circuitero”. No especialmente rápido para un circuito, pero más que suficiente en carreteras de montaña.

Su comportamiento en el paso por curvas es muy divertido. Tarda en irse el tren trasero, pero cuando se va, sabes perfectamente que va a llegar ese momento, es muy, muy predecible. En ese aspecto, me encantó. No sin embargo tanto en el comportamiento de sus suspensiones. En mi opinión y para mi gusto, muy blandas. En el circuito de agilidad hacía que fuera incómodo el cambio de apoyos. Hicimos una conducción algo exigente para ver ese aspecto y los cambios de apoyo no se comportaba como la “tabla” que esperábamos al igual que en anteriores modelos de la saga.

Muy fácil de reconducir una vez cruzado. Es un juguetito al que no le hace más potencia, como decía antes, si lo quieres para fuera de circuito o pasear en su versión 1.5 de 131 caballos.

En circuito y gracias a Juan Mena, jefe de pista del equipo de Motorpress Ibérica, pudimos hacer 2 pruebas. Una capotados y otra con la melena al viento. Decir que sin la capota y a mediados de recta del Jarama a una velocidad de 140km/h se hacía incómoda la conversación en el interior, tanto por rebufos como por ruido del viento. Así que, obligatorio y como todo roadster, llevar gorrita puesta en la cabeza e ir descapotados, sí. Pero hasta 120km/h. Por encima de esto, no mola nada, de nada. Posteriormente y haciendo la misma prueba capotados el cambio es sobresaliente. Llegando a final de recta a 160km/h aproximadamente el ruido interior era moderado y sin ninguna filtración de aire y viento a través de la capota. Siendo la capota una de las mejoras recibidas en este modelo. Menos de 3 segundos y la capota está montada y desmontada con un facilísimo gesto de la mano. Gran avance.

Una vez realizada la prueba con coche guía, Juan Mena nos facilitó una prueba extra con Luis Miguel Vitoria como coche guía y muy separado del grupo para poder ir 100% “ligeros” de velocidad y paso por curva. Previo a esto, mantuve una vuelta con “Luismi” Vitoria con una agradable conversación. Muchas gracias, Luismi.

En las 3 vueltas extra que nos concedieron, pude llevar a mi límite al MX-5. Cruzado en prácticamente todas las curvas hicieron que aprovechase al 100% el comportamiento del roadster, eso sí, sigo diciendo que con una suspensión muy blanda. Sin embargo, el comportamiento de sus frenada es realmente buena, permite reducir de velocidad en muy poco tiempo y ofreciendo un reparto de la frenada muy competente.

INTERIOR

Todo en sus sitio y con algún que otro guiño de su exterior en su interior. Como por ejemplo observad en la foto que las salidas de aire frontales tiene una redonda y la de su derecha es alargada, exactamente y curiosamente igual que el grupo óptico trasero. ¿Coincidencia?, No creo.

Prevalece el marcador de revoluciones, frente al velocímetro, algo que agradecí en la prueba, pero quizá no necesario para el tipo de conducción que llevará este coche, con su cliente final. Espacio justo y los mandos muy pegados, puesto que el habitáculo no es especialmente grande, pero sin embargo, goza de separación suficiente entre asientos para que, piloto y acompañante, no rocen los hombros. Hecho en falta un volante en forma de “D” para acentuar su comportamiento más “radical” y sus materiales siendo plásticos duros con forro, están muy bien engarzados entre sí. Un interior muy cuidado yde visual muy agradable. Mezcla lo racing con la elegancia.

Nota discordante visual. El navegador. Sigo sin ver los navegadores que son como marcos de fotos digitales. Una pantalla retráctil hubiera ganado mucho. Su funcionamiento, tanto táctil, como con un mando giratorio en el eje central hacen de este sistema multimedia un sistema fácil de uso, incluso en su marcha.

La palanca de cambios, agradable al tacto si mayor ostentación y de tamaño reducido. Lo que se busca en este tipo de coches.

Mandos de climatizador manuales y no digitales. Sencillez y funcional. Me gusta. Los asientos, en esta versión, era Recaro. Y con un ajuste perfecto y muy, muy cómodos.

Interior Mazda MX5 2016.

Interior Mazda MX5 2016.

OPINIÓN CAR AND GAS

Como decía antes, se me hace difícil encontrar un coche que por menos inversión económica ofrezca una sensaciones tan agradables a conductores que les guste conducir y sentir la conducción, en carreteras lentas y medias. Pero no tanto en autovías. Si quieres algo más radical, este no es tu coche y quizá debas mirar alterativas más cañeras, como el Alfa 4C o el Toyota BRZ, pero ya no al mismo precio, claro está.

Organización del evento. Un 9. Motropress Ibérica ha hecho una vez más un gran trabajo con un resultado más que satisfactorio para el público asistente. Si se echó en falta una carpa con algún cafecito como en otras pruebas, ya que fue un día de mucho frío. Por lo demás, perfecto.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 137 post .

CEO y fundador de @carandgas

One Response to "Mazda MX-5 2016. Roadster en estado puro para disfrutar. No para correr."

  1. Juan Mena  noviembre 23, 2015 at 2:29 pm

    Gracias a ti por visitarnos! Nos vemos en la próxima!

    Responder

Deja un comentario