Prueba Dacia Sandero Stepway 1.5 dci

Dacia Sandero Stepway 1.5 dci y 90cv de potencia. Da mucho más de lo que esperas de él.

PRIMERAS IMPRESIONES

Hoy os presentamos nuestra prueba emocional de hoy. Vamos a trasmitir lo que su vez nos ha transmitido este modelo del Grupo Renault.

Como ya sabéis, la máxima de nuestra revista es trasmitir a nuestros lectores una sensación, una experiencia de conducción desde el punto de vista profesional y datos qué nos emocionan y transmiten de un coche. No dejamos de lado los datos técnicos, pero no “buceamos” tanto en ese aspecto. Queremos transmitiros una prueba real, de emociones y así lo hemos hecho también con esta marca de automóviles de origen rumana, fundada en el año 1967 y perteneciente al grupo Renault desde el año1999.

Low Cost. Materiales sencillos. Sin ostentaciones y con un nivel de acabados suficientes, pero efectivos. Así podríamos resumir en menos de una línea cómo es un Dacia Sandero Stepway.

La versión elevada y de reforzada del Sandero normal hacen de este modelo un coche ideal. El cliente final es un cliente que opta a él por dos motivos:

1.- No puede/quiere gastarse más de lo debido en un coche.

2.- Sabe perfectamente el cometido de este modelo y no necesita más.

Si eres uno de los dos tipos anteriores, en este artículo esperamos que encuentres respuestas a tus preguntas.

ASPECTO INTERIOR

Calidad de plástico en casi la totalidad de su interior. Están perfectamente rematados y engarzados entre sí prometiendo que no se convierta en una jaula de grillos con el paso del tiempo.

Llama la atención el contraste entre la tecnología aplicada, como por ejemplo la pantalla de navegador en la consola central, con las manivelas de las ventanillas de las puertas traseras. Botones como el control de velocidad y mandos en el volante, con un parasol que solo cumple esa función, parar el sol. O por ejemplo su básico y ochentero retrovisor interior. Sin duda esta fusión de lo “vintage” con lo tecnológico te colocan a este modelo justo donde te esperas que esté, el lo básico y en lo funcional.

El ajuste de los asientos delanteros es correcto, con unos asientos mullidos, cómodos y relativamente blandos. No hacen incómoda su conducción, pero debido a que su sujeción lateral no tiene presencia en los asientos pueden ocasionar cierto cansancio en viajes de mayor recorrido. Por el contrario, los asientos traseros y gracias su configuración pueden abatirse y con ello ampliar el maletero por encima de los 1.000 litros de carga, respecto a sus 320 litros en modo normal. El espacio en las plazas traseras es suficiente. Personas por debajo de 1,80cm estarán cómodos. 3 personas atrás irán cómodas siempre que no pasen de dicha altura. En cuanto a la distancia libre entre, por ejemplo, una sillita de bebé y el asiento del conductor y siempre dependiendo de ala altura del conductor es normal. El niño/a se aproximará con los pies al respaldo del conductor o incluso tocará con ellos en la parte posterior. Pero en ningún momento el habitáculo de este Sandero Stepway se hace pequeño.

Plazas traseras Sandero Stepway

El tacto del volante es muy agradable y en él se ubican los mandos correspondientes al volumen del sistema de audio y al sistema de control de velocidad. Éste último funciona con total precisión y es muy progresivo en sus recuperaciones.

Bajo el volante se ubican un botón y un mando giratorio, uno de los cuáles podría tener mejor ubicación, como por ejemplo el botón de la conducción Eco. Dentro de su aspecto “vintage” que decíamos anteriormente, el mando giratorio del que hablamos es la regulación manual y mecánica de la altura de los faros delanteros. Nos ha encantado. Esta es una de las cosas que suman en la reducción de precio del Dacia Sandero. Cumple con su cometido y evita usar tecnología.

Relojes Dacia Sandero Stepway

Por otro lado y el botón de conducción Eco es uno de los aspectos más destacables de este modelo y del que hablamos en el siguiente apartado.

COMPORTAMIENTO

Retomando el botón Eco y su aplicación en el comportamiento dinámico, diremos que es altamente efectivo. Una vez activado este modo, el motor Renault 1.5cc dci y 90 caballos ajusta perfectamente la potencia haciendo que el golpe de gas del pedal del acelerador sea prácticamente impercetible. Su función es ahorrar combustible y emitir la menor cantidad de CO2 posible haciendo de este modo de conducir un paseo sin tirones y acelerones de turbo. Por el lado contrario y con el modo Eco desactivado el motor entrega al 100% sus 90 caballos y con un tirón que nos hace recordar que 90cv dan mucho de sí. Tanto en recuperaciones como en adelantamientos, el comportamiento de este motor es muy bueno. En subidas de largo recorrido, como puertos de autovía, quizá en determinados momentos haya que jugar con la caja de 5 velocidades y meter cuarta para que siga empujando. Por lo demás, es suficiente y con un empuje notable.

En conducción por caminos y dada a altura extra que le han otorgado frente a su hermando el Sandero le permite jugar con más dinamismo sobre ellos, pero siempre recordando que estamos frente a un tracción delantera y nunca frente a un tracción 4, así que, el aspecto off road estará limitado a pistas sin demasiadas complicaciones.

SU ENTORNO IDEAL

Urbano en modo eco, pueblos con salidas puntuales a caminos y pistas y sin duda y que no te cuenten milongas, en trayectos de largo recorrido dará el do de pecho y se comportará como un jabato y con un consumo muy ajustado con medias inferiores a los 5 litros.

OPINIÓN CAR AND GAS

y si te apetece escuchar y ver la prueba dinámica, sólo tienes que hacer click aquí:

  • Parte 1 (Sergio Franco):

  • Parte 2 (Jorge Méndez):

  • Parte 3 (Ambos):

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 144 post .

CEO y fundador de @carandgas

Deja un comentario