Prueba: Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport – GTI IS BACK

Peugeot 208 GTI

Peugeot 208 GTI

Hola, me llamo Peugeot 208 GTI y dicen que soy el culpable de que se haya puesto de moda el lema de Peugeot “GTI is back”. Y como todo en esta vida vuelve, no vamos a ser nosotros quienes rompamos esta tendencia y digamos lo contrario: El GTI ha vuelto.

Hoy amigos os vamos a hablar de unos de los compactos más cañeros y divertidos del mercado, el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport. Un compacto que se ha ganado a pulso ser un digno sucesor de uno de los modelos más icónicos de la marca del león, el Peugeot 205 GTI, y no os penséis que eso es moco de pavo, no amigos. Peugeot ha tenido que ir mucho más lejos que crear un buen chasis y unirlo a un buen motor, ha tenido que crear un coche con adn y personalidad propia, un coche en el que cada vez que giras la llave (porque el arranque es mediante llave a lo old school) viajas inconscientemente en el tiempo al pasado para volver a sentir por el cuerpo como fluye la sensación de diversión al volante.

Con esta carta de presentación sin duda os adelantamos que el Peugeot 208 GTI es uno de los coches que más nos ha gustado entre todos los que hemos probado en los últimos meses.

Mecánica

Peugeot 208 GTI mecanica

Peugeot 208 GTI mecánica

El corazón de este pequeño es el 1.6 litros turboalimentado del grupo PSA que también monta su hermano mayor, el Peugeot 308 GTI, pero con una potencia acorde con el tamaño y peso del conjunto. En el 208 GTI rinde 208CV a 5800rpm y 300Nm a tan solo 1700 rpm manteniendo esta cantidad de par durante bastante tiempo.

Con este “corazón de león” el 208 GTI es capaz de salir catapultado desde cero y parar el crono en 6,5 seg cuando la aguja del velocímetro pasa por encima de los 100Km/h. Por si no te parece poco, es capaz de recorrer 1000 m saliendo también desde parado en 26,5 segundos y gracias a una caja de cambios con una relación de marchas cortas y tener una curva de par muy llena, es capaz de recuperar como una mala bestia en cualquiera de las 6 velocidades que haya engranada.

El consumo oficial de este Peugeot 208 GTI es de 5,5 litros en recorrido mixto. Las cifras obtenidas se alejan unos 3 litros de las oficiales. Nuestras medias rondaban los 8 litros. No es algo que nos parezca muy alto teniendo en cuenta que la conducción que realizamos era alegre.

En autovía y autopistas el consumo a unos 100-120 km/h rondará los 6,5 – 7 litros y en parte se debe a la caja de cambios manual de recorridos cortos que tiene asociada y que hace que a 120 km/h vayamos por encima de las 3000 rpm en sexta marcha.

En Marcha

Lo primero que nos va a llamar la atención del Peugeot 208 GTI una vez iniciamos la marcha no va a ser la tremenda bomba de relojería que lleva bajó el capó si no el equipo de frenos que lleva esta versión By Peugeot Sport. Recuerdo que no tuve demasiado tacto la primera vez que lo cogí y lo cierto es que no me esperaba que el flequillo se me quedara apuntando el salpicadero. Los culpables de esta mordida tan contundente son un equipo de frenos pata negra firmados por Brembo formados por unas pinzas de 4 pistones que muerden los discos de 323 mm de diámetro y 28 mm de grosor que lleva en el tren delantero con una potencia abrumadora.

Para poder transmitir toda esta potencia de frenada y poder parar el conjunto sin tener que bloquear y derrapar en cada paso de peatones, el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport monta de serie unas llantas exclusivas de 18″ con unos zapatos excepcionales, unos Michelín Pilot Super Sport en medida 205/40 ZR18. Sin duda unas gomas que no desentonan en el conjunto.

Peugeot 208 GTI Llantas

Peugeot 208 GTI Llantas

Lo siguiente vamos a notar casi desde el primer metro en movimiento es que probablemente Peugeot tenga un convenio con alguna clínica dental, es broma. Pero ¿Sabéis por qué decimos esto? El motivo es porque esta versión del Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport tiene un tarado muy duro, como cabe esperar de un compacto con estas pretensiones. El 208 GTI recibe unos amortiguadores y muelles específicos, así como con una barra estabilizadora delantera en una posición algo más retrasada. Esto se traduce en unas reacciones muy enérgicas, rápidas y muy vivas al más puro estilo “old-school” que hemos mencionado, junto con una respuesta en la dirección rapidísima.  En realidad, entre el diminuto volante, del que ahora hablaremos, el fantástico chasis con el que cuenta, puesto a punto por el equipo de Peugeot Sport, la suspensión y el resto de elementos de los que hemos hablado, da la sensación que estamos montados en un kart. Es más, podemos afirmar que las sensaciones que transmite este Peugeot 208 GTI nos recuerdan mucho a la brusquedad y sensación de poderío que transmitía su abuelo el Peugeot 205 GTI pero a la vez nos brida una sensación de tener todo bajo control.

Ingredientes para el compacto perfecto: 1.6 Turbo con 208 cv. Frenos Brembo con pinzas de 4 pistones. Diferencial Torsen. Cambio manual de 6 velocidades. Suspensión y chasis by Peugeot Sport

Uno de los culpables de transmitirnos esa seguridad al volante y que cuando hundamos el pedal de acelerador sintamos que en todo momento tenemos el control del coche y no nos vayamos a coger uvas a la primera de cambio, a parte de los sistemas de estabilidad, controles de tracción, etc. es un diferencial de deslizamiento torsen heredado directamente de su hermano mayor, el 308 GTi 270 y el ya extinto Peugeot RCZ-R y que esta versión by Peugeot Sport equipa de serie.

Y ahora mismo os estaréis diciendo: Todo este rollo y con tanta teoría está muy bien pero ¿todo esto en qué se traduce? Pues se traduce en que con el Peugeot 208 GTI te vas a poder divertir como un enano. Vas a poder disfrutar de cada curva con ese punto de picante de un verdadero hot hatch y con la sensación de “descontrol” controlado.

Por dentro

La vida a bordo en el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport va en armonía y consonancia con la imagen que nos transmite exteriormente.

Nada más abrir la puerta se graba a fuego en nuestra retina la imagen de los Baquets desarrollados específicamente y firmados por Peugeot Sport que monta esta versión con guarnecido en alcántara acompañado de TEP negro con pespuntes rojos. La sujeción es brutal y el mullido es lo suficientemente bueno como para que no nos duela el culete cuando llevamos tiempo sentados.

Peugeot 208 GTI Baquets

Peugeot 208 GTI Baquets

El resto del habitáculo sigue en la línea de los asientos y mantiene el resto de detalles, pasos de puerta e incluso los cinturones de seguridad y decoraciones combinando el negro y el rojo, ya sea porque los pespuntes o costuras sean rojas o bien porque existe alguna franja roja a lo largo de algún tirador. Además, esta versión lleva unas alfombrillas exclusivas en color rojo que si cabe le otorgan un aspecto aún más Racing.

Mirando al frente tenemos un volante muy compacto, para nuestro gusto demasiado pequeño, con el logotipo GTI que nos recuerda (por si se nos había olvidado algún milisegundo) que estamos ante un aparato muy serio. Eso sí, a su favor podemos decir que todos de mandos están a mano. Además, el i-Cockpit que monta Peugeot en casi toda su gama facilita que todo esté a nuestro alcance sin necesidad que quitar la vista al frente. Visualmente podrá gustar más o menos, pero sin lugar a dudas otorga un aspecto de limpieza en la consola central.

Lo que + nos gusta

  • Destacamos la entrega de potencia del motor.
    Peugeot 208 GTI - Tirador puerta

    Peugeot 208 GTI – Tirador puerta

  • Comportamiento muy divertido.
  • Diferencial torsen
  • Frenos Brembo

Lo que – nos gusta

  • Diseño del asidero de las puertas. Es muy fácil golpear con la rodilla.
  • Volante demasiado pequeño.
  • Sonido emanado por el escape escaso. Se echa de menos algo más de rugido.

Conclusión

El Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport es uno de los pocos compactos puros que puedes encontrarte en el mercado. Tiene todos los ingredientes para ello: Motor potente, chasis ágil y divertido,”cambio manual”,  importantísimo para unos puretas como nosotros y que es algo que se está perdiendo. Sin duda creemos que dentro de otros 30 años, será una referencia para el futuro compacto que haya como hoy en día lo es el 205 GTI.

Es un coche que se ha de comprar con el corazón y no con la cabeza puesto que no es muy polivalente, es tragón, duro y tosco a veces pero por todo eso precisamente el lema GTI le viene como anillo al dedo y es que el Peugeot 208 GTI es un coche que van tan, tan bien y es tan divertido que una vez que te montas en uno, no vas a querer bajarte de él.

Consejo desde CAR and GAS: Sin duda, creemos que merece la pena pagar los 3000€ de diferencia entre la versión 208 GTI normal y la versión by Peugeot Sport. Por ese dinero pasaremos de tener un buen compacto rápido a tener un verdadero GTI como su abuelo 205 GTI y es que amigo, GTI IS BACK.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 137 post .

CoFundador de CAR and GAS y apasionado del motor y el olor a gasolina.

Deja un comentario