Prueba Subaru Levorg

Subaru Levorg. 1.600cc y 170cv de potencia. La procesión va por dentro.

Efectivamente. La procesión va por dentro. El refranero español es muy sabio y en este caso y como ya sabéis, este dicho significa que la apariencia puede ser una, pero lo interior ser completamente diferente. Eso es lo que pasa con este japonés.

Subaru Levorg. Entrada de aire funcional.

Con un frontal radical y heredado de su hermano, el deportista de élite Subaru WRX STi, muestra un semblante agresivo, potente y con cara de pocos amigos. Sin embargo el motor que está alojado debajo de ese capó con la entrada funcional y bestial de aire para refrigerar el intercooler nos lleva a encontrarnos con un motor de 1.600cc y 170cv. Para muchos, no es suficiente. Para nosotros, de sobra.

Subaru Levorg Frontal

Subaru Levorg Frontal

No olvidemos que nos encontramos delante de todo un coche familiar, pero con acabado deportivo y no de un deportivo con acabado familiar. Tanto es así que desde el otro lado del charco han decidido que en un familiar viajan también niños, por lo tanto sinónimo de ampliación de seguridad y Subaru a dotado al Levorg del chasis del STi. Es por este motivo que el chasis del Levorg está muy por encima del rendimiento máximo de su motor algo que a mi personalmente es lo que más me ha gustado de este modelo. tener la capacidad de ir suave e ir fuerte y llevar entre manos la mejor tracción integral con uno de los mejores chasis construidos. De 10, Subaru.

Subaru Levorg. AWD.

El Subaru Levorg en marcha.

Su cambio CVT y su turbo de geometría variable según la configuración (preconfigurada) que le solicites mediante el botón situado en el volante Si-Drive, permite “jugar” con el setup del coche. Si bien es cierto que la caja CVT transmite un empuje lineal y ligeramente parecido a los variadores continuos de algunos híbridos, condicionan al Subaru Levorg a adaptarte a su forma de conducirlo. Esto no es negativo en absoluto. Todo lo contrario. Lo hace tan diferente que una vez que te adaptas a su forma de andar, te atrapa y hace que disfrutes desde ese preciso momento a su forma de moverse, de entrar en curvas y de aprovechar su maravilloso chasis.

Subaru Levorg. Selección curva potencia

Un acabado deportivo para un familiar es el matiz diferencial y determinante para pedir a este nipón, un poquito más.

Algunas personas me han preguntado que; “¿qué tal va?“¿anda?”… Día a día le he ido pidiendo más “candela” y cada día me ha gustado más y más. Sí le puedes pedir chicha y te va a responder. 170cv son 170cv y si encuentras el equilibrio entre ir “fuerte” y su “punch” lo vas a gozar. En marcha una de las primeras interacciones que vas a tener con el Levorg es su sistema “EyeSight“, que es el ángel de la guarda de Subaru. Este sistema de avisa de los cambios de carril involuntarios, de la aproximación al coche te te precede o incluso el aviso cuando estás parado y el coche de delante comienza su marcha. Estas alarmas sonoras y visuales (en el cuadro de relojes) son de gran ayuda y un punto a favor de los sistemas de seguridad activa.

Subaru Levorg. Ayudas conducción.

Saliendo a autopista y carreteras secundarias hemos confirmado su aplomo. Gran pisada y un nivel de sonoridad interior mínimo. Esto facilita un viaje largo y permite respirar un interior realmente placentero. En carretera virada la rumorosidad interior no cambia en exceso, aunque lo subas de vueltas no recibes gran cambio, sólo por encima de las 5.500rpm notarás un “silbido” que te pondrá un poquito…. Escena de dos rombos o para los de la Logse… Escena para adultos. Cachondo.

Subaru Levrog. EyeSight

En este tipo de vías o tramos es cuando se le exige más al Levorg. Donde quieres aprovechar su chasis STi. Sus medidas  4,69 m de largo por  1,78 m de ancho y  1,48 m de alto no le vuelven en absoluto torpe. Es reactivo, pero no tanto como su hermano el WRX STi, como es lógico. Como decía al principio… Familiar con acabado deportivo. El equilibrio es fantástico y más que suficiente teniendo en cuenta que este coche siempre irá “cargado” de ocupantes. No te vas a arrepentir en su comportamiento y tampoco con sus consumos, ya que dándole cera hemos estado entorno a los 9,5-10 litros y en condiciones mixtas hemos estado en 6.5 litros a los 100km.

Interior y exterior del Subaru Levorg

En este caso no es un lobo con piel de cordero. Serias más próximo a cordero con piel de lobo. Ya he hablado antes de su aspecto radical en el exterior. Frontal imponente, líneas ópticas delanteras y traseras afiladas que piden guerra, chasis al más puro estilo competición pero algo descafeinado, como es lógico, y unas llantas de 18 pulgadas que dotan al Levorg de una estética muy diferente al resto de sus competidores. La doble salida de escape trasera es real. No es un embellecedor como optan algunas otras marcas. En Subaru todo es funcional, desde delante con la toma de aire frontal, hasta los escapes. Eso al final, gusta.

Subaru Levorg. Lateral.

En su interior llama la atención como en cualquier SW su maletero. Tiene 522 litros, que sin ser el mayor de su grupo es más que suficiente. Estamos hablando de un maletero donde entran desde un carrito de bebé grande, uno pequeño y dos maletas de gran tamaño. ¿Qué más necesitas para un familiar?

Subaru Levorg. Maletero.

Las plazas traseras son espaciosas. No habrá problemas en llevar 3 adultos, pero mucho mejor si llevas una sillita y dos personas más menudas. DE esta formas aprovecharás al máximo su cotas de habitabilidad.

Las delanteras, suficientes. Sin comentarios. Cómodas, con muy buena sujeción, asientos racing y detalles de costuras (a elección entre roja y azul). El cambio automático se echa en falta la opción de poder mover la palanca en modo + y – para subir o bajar marchas, ya que solo deja la opción de levas. De tacto agradable, al igual que el resto de componentes.

Sus sistema multimedia es tan básico de manejo como preciso. Me ha encantado. Sin florituras, sin adornos. Lo necesario y a la orden del día. Conexión bluetooth, pantalla táctil y varias tomas USB y auxiliar para poder conectar dispositivos. Buen sistema multimedia, sí señor.

Subaru Levorg. Sillita bebé

 

Opinión CAR and GAS

Buena. Muy buena. Es un coche que sin exceder en precio, desde 30.900 euros, permite acceder a un coche completo de equipamiento, seguro, diferente y exclusivo. Eso sí, tienes que probarlo para arriesgar en el cambio. No debes conformarte con lo típico o lo que tenga el vecino. Otras marcas con mayor número de ventas pasarán por tu cabeza antes que Subaru, pero de verdad, pruébalo. Una vez probado decide.

Seguridad, confort, sensaciones… Gasolina con buen consumo y con un aspecto exterior fuera de lo común…. ¿Arriesgas? Desde CAR and GAS te decimos que sí. Házlo.

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 144 post .

CEO y fundador de @carandgas

Deja un comentario