VOLVO. NUEVA TECNOLOGÍA EN SALIDAS DE CARRETERA

VOLVO. NUEVA TECNOLOGÍA EN SALIDAS DE CARRETERA

diciembre 11, 2014 0 Por Jorge Méndez

Muchos de los accidentes más graves que ocurren en nuestras carreteras se deben a salidas de la carretera. Ya sea por despistes del conductor o por pérdida del control del vehículo, en muchos casos se acaba fuera de la carretera. Por ello, Volvo va a introducir en el nuevo XC90 un innovador sistema de protección de accidente en salidas de carreteras que supone una primicia mundial.

La marca sueca sigue adelante en su objetivo de lograr que en el año 2020 ningún conductor o pasajero de un modelo Volvo de última generación fallezca en un accidente de tráfico. Y este nuevo sistema que protege a los ocupantes en una salida de carretera es una innovadora solución. Sobre todo porque a modo de ejemplo, la mitad de las personas fallecidas en un accidente de tráfico en Estados Unidos murieron por una salida de carretera.

“Nuestra solución se centra en mantener a los ocupantes firmemente en su posición y en la introducción de una única función de absorción de energía en el asiento. Esto contrarresta las lesiones de la columna vertebral, que tienen consecuencias graves y relativamente frecuentes en situaciones de accidentes de salida de carretera”, según explica la Profesora Lotta Jakobsson, Técnico Superior Especialista de Seguridad del Centro de Seguridad de Volvo Cars.

Los accidentes provocados por salidas de carretera son también situaciones muy complejas en las que los ocupantes son lanzados a menudo en direcciones al azar – lo cual supone grandes exigencias sobre los sistemas de seguridad internos. Por ello, son muy difíciles de analizar y complicadas para buscar soluciones para a estos accidentes. La mejor prueba es que todavía no hay ningún ensayo de regulación o de evaluación que permita examinar la capacidad de un coche para hacer frente a un accidente por salida de la carretera.

A lo largo de estos años Volvo ha estado investigando cómo y por qué se producen los accidentes y las lesiones que se derivan de ellos, para de esta forma desarrollar luego la tecnología para prevenirlos. Las tendencias de lesiones en accidentes de coche han cambiado con los años. Un desarrollo continuo de la estructura del coche y la aplicación de los diferentes sistemas de seguridad especializados han dado lugar a mejoras significativas en la seguridad de los automóviles en los últimos decenios. El riesgo de resultar gravemente herido o muerto en un nuevo Volvo se ha reducido en más de dos tercios en comparación con los coches diseñados en la década de 1970.

Sin embargo, en contraste con esta significativa reducción global del riesgo de lesiones  la frecuencia de las lesiones de la columna torácica y lumbar no se ha reducido en la misma medida – y estas lesiones están excesivamente representadas en los escenarios de accidentes por salida de carretera, impactos múltiples y situaciones variadas.

Lo que Volvo ha desarrollado para la protección de los ocupantes en salidas de carretera en el nuevo XC90 se basa en dos conceptos. Por un lado tensar los cinturones de seguridad y por otro preparar una zona de absorción de energía entre el asiento y el bastidor del vehículo, para que el ocupante no tenga que aguantar toda la energía del impacto.

En el primer caso se trata de instalar unos pretensores que al detectarse un accidente sujeten firmemente al conductor y al pasajero delantero derecho a sus asientos. La capacidad de tracción del retractor del cinturón de seguridad es de 1 mm/ms – lo que significa que puede retraer el cinturón de seguridad 100 mm.  en tan sólo 0,1 segundo. Los cinturones quedan firmemente apretados,  siempre y cuando el automóvil esté en movimiento.

Para ayudar a evitar lesiones de la columna se incorpora una función deabsorción de energía entre el asiento y el bastidor del vehículo que se deforma mecánicamente para amortiguar las fuerzas verticales que puedan surgir cuando el coche se encuentra en un aterrizaje forzoso sobre el terreno.

Volvo Cars ha desarrollado tres métodos de seguimiento de pruebas de choque de vehículos, llamadas Ditch”, “Airborne” y “Rough terrain”, para evaluar las consecuencias en diversos escenarios de salidas de carretera.

En el método ‘Airborne’ el vehículo se sale de la carretera, por ejemplo, a 80 km/h. Después del vuelo libre inicial, el coche aterriza sobre una superficie lisa y continua hacia adelante. La diferencia de altura es de 80 cm, lo cual supone un fuerte impacto sobre las ruedas. Esto ocasiona masivas fuerzas verticales que pueden equipararse a las que se ve sometido un piloto de caza al usar su asiento eyectable en caso de emergencia.

La prueba ‘Ditch’ está diseñada para replicar el movimiento de rebote cuando se cae con el vehículo en una profunda zanja de 80 cm. e impactando finalmente en un terraplén, lo que ocasiona fuertes fuerzas verticales. Por el último el test de ‘Rough road’ crea un viaje lleno de baches en el terreno, produciendo movimientos de balanceo lateral sustanciales en combinación con movimientos verticales y longitudinales del vehículo.

Los dummy para las pruebas de colisión se utilizan como representación humana en los ensayos. El más avanzado de estos maniquíes con forma humana es el “Thor”, que está equipado con una zona de hombros flexiblemejorada para crear un movimiento más similar al del ser humano en un escenario de accidente por salida de carretera.

Además de completar las pruebas de choque de vehículos, Volvo Cars también ha desarrollado un banco de pruebas flexible y polivalente para evaluar el posicionamiento y la retención de los ocupantes. Un sistema de asiento y retención se monta en un robot industrial multiaxial. El robot, que se utiliza junto con un dummy de pruebas de choque, puede ser programado para simular la cinemática de los ocupantes en cada tipo de situación.

Fuente: Artículo escrito por C.Cancela para elconfidencial.com

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 157 post .

CEO y fundador de @carandgas