Faltó la guinda.

Faltó la guinda.

junio 13, 2019 0 Por Daniel Romaguera
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Volvía el campeonato del mundo de Superbikes a España, con parada en Jerez, Bautista esperaba darse un baño de masas y aunque lo tuvo, le faltó la guinda del pastel.

Salida de la carrera del domingo.

 

Con un calor soportable por el viento de poniente que hizo más llevadero el fin de semana, arrancaba la última ronda del mundial de Superbikes. El escenario estaba preparado, un magnífico circuito de Jerez esperaba ver cómo sus gradas cogían color para ver al hombre del momento. Álvaro Bautista llegaba para quitarse la espina de Imola, donde se torció su racha de victorias y los focos se dirigieron al verde Kawasaki. Tocaba volver a casa y sentirse bien, ganar y despejar esas dudas que pudieron surgir en la última carrera. La pista de Jerez es donde se hace parte de la pretemporada, donde todos los equipos ruedan mucho y le tienen bien cogida la medida, así que comprobar en ella los avances o fracasos es importante para saber dónde se encuentra uno en el momento. Y salvando las diferencias de temperatura entre la pretemporada, Ducati y Álvaro Bautista siguen en plena forma. Una forma tan perfecta que ni la caída del toledano en la segunda carrera, preocupa a nadie.

Jonathan Rea y Álvaro Bautista volvieron a enfrentarse tras Imola.

 

 

Tras los entrenamientos se pudo ver dónde estaban cada uno, y poco han variado en ésta pista, solo destacar a las Yamaha oficiales ya que se mostraron en mejor forma que las Kawasaki. No solo las oficiales, los equipos satélites de Yamaha también siguen en progresión y suelen pisar el parque cerrado como mejor independiente. Llegó el entrenamiento conometrado del sábado, la Ducati del número 19 no fue la que paró el reloj antes que ninguna y Jonathan Rea lograba salir desde la primera casilla de la parrilla. Al lado y cerca de Bautista, las Yamaha no le perdían de vista, mientras que las otras Kawasaki se barajaban con el resto de la parrilla. Entre algunos de los equipos el nivel de los pilotos es muy dispar, y por ello la falta de resultados cuesta mucho. No hay más que ver el equipo oficial de Honda, sin Leon Camier que sigue con problemas en el hombro, las motos de HRC quedaban en las últimas posiciones durante todo el fin de semana.

Sin lugar a dudas, Van der Mark fue el hombre del Gran Premio de Jerez.

 

 

Tras saber dónde iban colocados todos, se apagó el semáforo de la primera carrera del fin de semana. Bautista no dió pie a que nadie le quitase la ilusión de cruzar primero bajo la bandera a cuadros, en la primera vuelta adelantó al tetracampeón del mundo y se fue yendo del grupo perseguidor. Pasadas unas vueltas las dos Yamaha oficiales llegaron a Rea, Van der Mark se marchó dejando a Lowes y Rea en una batalla hasta la última curva. Esa misma que vio como Rea entró por el interior y tiró al suelo a Lowes, quitándole así el tercer escalón del podio. La situación fue desafortunada, Rea no es un piloto que hiciese esa maniobra premeditadamente, y las muestras al pedir perdón , llorar en el parque cerrado, dan la connotación del espíritu que se vive en el paddock de Superbikes. Jordi Torres estaba cuajando una buena carrera, peleando dentro de los 10 primeros y con motos oficiales. Solo un problema mecánico hizo que el piloto de Rubí se retirase de la carrera. Al término de la carrera se conoció la sanción a Rea, le quitaban el podio y salía último en la Super Pole Race. Para muchos era desmesurada, lo cierto es que se le aplicó. Puede ser que desmesurada, pero el reglamento está para aplicarlo nos guste o no, ya que hubo un piloto que vió como se esfumó su recompensa.

Festejo de Bautista ante su fan club.

 

 

Llegaba el domingo, con las expectativas de tener 2 carreras. Álvaro Bautista salía como un cohete cuando se apagó y semáforo. Siguiendo la tónica que es habitual éste año, se iba marchando a cada curva, dejando tras de sí a las Yamaha peleando con la BMW de Sykes y la remontada de Rea por detrás. La parrilla quedaba definida con Bautista primero, rodeado de sus principales rivales, teniendo a Rea en segunda línea para marcarle de cerca.

Rea adelantando en plena remontada a Reitenberger y Del Bianco.

 

 

A la hora de la carrera hubo menos temperatura, lo que hacía esperar un mejor rendimiento de las Kawasaki. Se inició la carrera y Bautista volvía a irse enseguida cogiendo metros con el apretón inicial, al paso por la primera curva tuvo una caída. La primera en todo lo que va de año, aún no había caído y le pasó en casa con todo a favor para lograr la decimocuarta victoria del año. Eso dejo la puerta muy abierta para las Yamaha, con un ritmo más alto que las Kawasaki. Alex Lowes había caído en la primera vuelta, tras el grupo de cabeza Melandri entraba por encima del piano, donde no cabía, con el resultado de tirar a Chaz Davies que justo en la carrera del domingo estaba mejorando la actuación del sábado. Así que todo quedaba para Michael Van der Mark y Rea. El holandés volvió a marcar su ritmo dejando a Rea con la única opción de ser segundo. Tras ellos el sorprendente Toprak Razgatlioglu que subió por segundo vez al podio éste año. El piloto turco está dando muy buenos resultados con la Kawasaki satélite. Tras él solo quedaban en el grupo Haslam, Sykes, Torres, con más pilotos que esperaban coger algún punto gracias a que hubo muchas caídas en la carrera.

Momento de la segunda carrera sin Bautista, dejando la lucha entre Van der Mark y Rea.

 

 

La victoria de Van der Mark era buena para interés de Bautista, que llegó con una renta de 43 puntos sobre Rea, y se marchó con una de 41 en la general. Pese a la caída el piloto talaverano consigue salir casi como llegó, con vistas al circuito de Misano donde espera volver a la normalidad. Van a llegar circuitos donde en Kawasaki esperan estar a un mejor nivel y poder así disputar más las carreras.

Michael Van der Mark.

 

@pelut66

 

Daniel Romaguera

Sobre Daniel Romaguera

Daniel Romaguera ha escrito 200 post .