Probamos el Skoda Kodiaq RS 2.0 TDI 240CV DSG7 4×4

Probamos el Skoda Kodiaq RS 2.0 TDI 240CV DSG7 4×4

noviembre 19, 2019 0 Por Sergio Franco
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Rápido, imponente, deportivo a la par de cómodo y familiar ¿Imposible? Pregúntaselo al Skoda Kodiaq RS

Así es el Skoda Kodiaq RS que hemos probado y es que su carta de presentación es para no dejar a nadie indiferente. Equipa el propulsor diésel más potente utilizado por la marca, un 2 litros bi turbo que rinde 240 CV y 500 Nm de Par y que es capaz de catapultar a este mastodonte de casi 2 toneladas más allá de los 220 Km/h de velocidad máxima y parar el crono el menos de 7 segundos en el 0-100. Y, agarrate que viene curvas, puede presumir de ostentar el record de ser el siete plazas más rápido en Nürburgring con un tiempo de 9 minutos 29,84 segundos.

Si esto te sabe a poco, el Kodiaq RS ha recibido un kit de carrocería específico que consta de paragolpes, taloneras, alerón, altura rebajada y llantas exclusivas de 20″, pero esto no acaba aquí, ya que para sujetar a tal caballería, el Kodiaq equipa un sistema de frenos de mayor tamaño, una puesta a punto para darle cualidades más dinámicas y una suspensión con un tarado más firme y que además es regulable en dureza – no siempre vamos a ir a fuego con este Kodiaq, claro está.

Skoda Kodiaq RS

En el interior, destacamos unos asientos de una sola pieza de corte deportivo con el logo VRS tapizados en alcántara y cuero, el digital cockpit de serie en el RS y multitud de elementos revestidos de alcántara o cuero, pero esto mejor lo vemos en el vídeo que os hemos incluido más abajo.

Análisis exterior e interior y equipamiento  (Vídeo)

En esta ocasión, en lugar de hablaros del exterior, interior y equipamiento, hemos pensado en enseñároslo de primera mano con un vídeo donde hacemos un repaso general a este titán.

Lo primero que haremos será hacer un repaso por todo el exterior de este Skoda Kodiaq RS y os explicamos en qué se diferencia de un Kodiaq convencional. Os contamos qué caracteriza al acabado RS y, por supuesto, nos montamos dentro para detallaros cómo es la vida a bordo de este buque: Hablaremos del espacio interior, materiales utilizados, tecnología, gadgets, etc. y os contaremos peculiaridades de este Kodiaq.

En marcha ¿Cómo se comporta el Kodiaq con 2.0 Bi-TDI?

Toca el turno de ponernos al volante y comprobar de primera mano si el Kodiaq RS es tan rápido como puede aparentar.

Sobre el motor deciros que se muestra muy lineal y enérgico y está muy lleno en casi todo el rango de revoluciones. El motor empuja desde muy abajo y estira hasta casi el corte sin perder fuelle, pero quizás echamos de menos algo más de “patada” al estilo “old school tdi bomba inyector”. Esto no quiere decir que el Kodiaq no corra, es más, todo lo contrario, corre demasiado y, algo que no sé si es bueno o malo, está tan bien aislado acústicamente, que no te enteras que hacía rato que habías alcanzado el límite legal. El cambio DSG 7 engrana marcha tras marchas y el motor empuja sin fatigarse. Lo cierto es que el cuerpo te pide “darle chicha” y es que el Kodiaq RS emplea un sistema que amplifica el sonido del motor denominado Dynamic Sound Boost y emula un ronroneo que nos hace olvidar por momentos que estamos ante una mecánica diésel ( en el vídeo habéis podido escucharlo). Suena muy muy gordo y prueba de ello es que algún que otro viandante nos preguntó por la motorización que llevaba y se sorprendió cuando le contestamos que un TDI.

Has de saber que en modo ECO el sistema está desactivado por completo, lo que hace que salga a relucir una de las virtudes del Kodiaq RS, el buen aislamiento, como hemos dicho.

Bloque 2.0 Bi Turbo de 240 CV – 500 Nm Par

El Skoda Kodiaq RS está asociado a un sistema de tracción total permanente a través de un embrague multidisco, aunque en modo normal la fuerza se envía al eje delantero para disminuir el rozamiento y, hablando de tracción 4×4, cuenta con un modo de conducción off-road y control de descenso de pendientes, pero sinceramente no le vemos el sentido ya que con unas llantas de 20″ y perfil tan bajito, las excursiones al campo no son su punto fuerte.

En el apartado de consumos, la mecánica tdi cumple con creces. Hemos conseguido medias entorno a los 6,5 litros a los 100Km por autovía, una cifra destacable teniendo en cuenta los casi 1800 Kilos que pesa este mastodonte. Lo bueno es que en conducción “alegre” el consumo no se disparará para nada.

El consumo del Kodiaq RS es muy contenido

En el apartado dinámico tenemos que rendirnos ante el trabajazo que han hecho desde la casa de la rana. El comportamiento del Kodiaq RS es digno de alabar. Tiene una suspensión firme, mucho más que el resto de gama, pero para nada incómodo y seco. Además, como comentamos al comienzo del artículo, la dureza es variable, y muestra un comportamiento magnífico. A parte de brindar al Kodiaq de una estabilidad, una deportividad y una agilidad que nada tiene que ver con un vehículo de estas características, es capaz de mantener un compromiso excelente con el confort de marcha y es que el Kodiaq RS no deja de ser un SUV de 7 plazas destinado para tener un uso polivalente.

En autovías el Kodiaq muestra un aplomo tremendo y consigue hacerte olvidar, en ocasiones, que estás devorando kilómetros en un puesto de conducción sobre elevado. Cuando la carretera se retuerce, el Kodiaq RS no se achica, al contrario, saca pecho palomo y es capaz de entrelazar curvas con una agilidad sorprendente. En parte se debe a que han trabajado sobre la dirección para hacerla más comunicativa. El Kodiaq RS permite rodar muchísimo más rápido de lo que puedes esperar de un vehículo de semejantes características.

Llantas 20″ y sistema de frenado sobre dimensionado

Por último,  tenemos que hablar del sistema de frenado del Kodiaq RS. Los discos han recibido una inyección de esteroides y son capaces de parar a este tanque en menos de 35 metros desde los 100 Km/h y esto, para el que no tenga referencias, es una cifra bastante llamativa. Si a esto le juntas la suspensión de tarado firme, hacen que cuando clavemos frenos, el Kodiaq se muestre sólido y seguro, sin signos de balanceo de la carrocería. El único pero, al igual que le pusimos al Octavia RS, es que tras un uso intenso, la fatiga comienza a aparecer con relativa facilidad.

Opinión CAR and GAS

Como hemos visto estamos ante un vehículo peculiar, un SUV rapidísimo, ágil, pero muy versátil y polivalente, pudiendo hacer uso de él a diario, para ir con la familia de tranquis o bien para darle zapatilla en carreteras ratoneras para poner en jaque a más de uno y hacer que se lleve las manos a la cabeza tras vez que un mastodonte le ha mojado la oreja.

Tiene una estética muy atractiva. Es un lobo con piel de lobo en toda regla. La calidad de construcción es muy buena, como hemos podido comprobar. Todo encaja a la perfección y no hay elementos que desentonen en su habitáculo. Es espacioso, confortable, va cargado de extras de serie y además tiene espacio de carga para aburrir.

Skoda Kodiaq RS Interior

Skoda Kodiaq RS Interior

Su motor es un caramelito que, para más inri, tiene unos consumos muy ajustados. Aparentemente estamos ante una compra redonda, pero aquí viene el “pero”. Su precio de partida supera los 50.000€, lo que hace que no esté al alcance de todos los bolsillos. Esto se traduce en que es el doble de lo que cuesta el Kodiaq base. ¿Merece la pena pagar esta diferencia tan abultada? Con el corazón en la mano decimos un sí rotundo, es un SUV que transmite sensaciones, pero, haciendo caso a la parte racional, ¿es necesario tener este arsenal de prestaciones en un vehículo de estas características? Depende… Lo bueno es que el Kodiaq RS es tan camaleónico, que se adapta a lo que necesites.

A Destacar

  • Versatilidad. Destacamos la capacidad de mezclar deportividad y comodidad a partes iguales.
  • Equipamiento de serie y materiales utilizados.
  • Consumos ajustados para un SUV de casi 1800 Kg y 240 CV.
  • La suspensión, a pesar de tener un tarado firme tiene un equilibrio muy bueno para no resultar incómoda.
  • Prestaciones.

A Mejorar

  • No ofrece plazas traseras individuales como muchos de sus rivales.
  • Precio ligeramente elevado. Supera los 50.000€
  • Tercera fila de asientos casi simbólica.
  • Nos ha faltado una pizca de explosividad en el propulsor.

Galería – Skoda Kodiaq RS

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 191 post .

CoFundador de CAR and GAS y apasionado del motor y el olor a gasolina.