Michael Schumacher Cuatro años de silencio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Poco, muy poco se sabe de Michael Schumacher desde aquel fatídico 29 de diciembre de 2013. Cuatro años de un receloso silencio guardan el estado de quién para muchos es el mejor piloto de la historia de Fórmula 1.

Desde aquella caída en los Alpes donde disfrutaba de unas vacaciones, poco más se sabe. Tras la caída sobre aquella roca y posterior ingreso en un hospital donde fue ingresado e inducido al coma por los médicos, solo sabemos con exactitud que despertó a los 6 meses. De ahí fue trasladado a su casa, donde el secreto de tu estado actual es puro recelo de Corinna, su mujer.

Mucha gente ha intentado visitar al heptacampeón del mundo en su residencia, muchos de ellos y pese a ser personalidades del mundo de la Fórmula 1 obtuvieron la negativa por parte de la familia, solo Jean Todt, Ross Brawn y Felipe Massa pudieron visitar a Michael. Para seguir con el misterio ninguno de ellos hizo declaración alguna sobre el estado de quién fue su mejor piloto. Ellos compartieron amistad y profesión con Michael en uno de los momentos más dulces de la Scuderia de Maranello. Donde se le recuerda con mucho cariño por darles todo lo que ningún otro piloto pudo.

Generaciones de aficionados pudimos ver y disfrutar de un piloto particular, poder vivir aquellos años de Fórmula 1 atrajo muchos espectadores. En aquellas batallas desde sus inicios en Benetton y luego Ferrari se ganó más de un enemigo dentro de la pista, y es que la ambición de ganar de Schumacher era insaciable. De todo aquello solo quedan recuerdos que nunca se olvidarán y que de alguna forma por el estado del piloto alemán pasarán a la memoria de cada uno con un sentimiento especial.

Lo cierto es que querido por unos y odiado por otros dentro de la pista,  Michael sigue luchando en su particular carrera de resistencia. La más complicada de su vida. En su casa Corinna montó un hospital para la rehabilitación de Michael, una inmersión millonaria, y cada vez que se dice o pública que han vendido uno de sus vienes para seguir con la rehabilitación se me cae el alma suelo al recordar quien fue aquel piloto.

Muchas veces lo vi por la televisión, otras tantas menos en pista, en directo desde mi puesto en el circuito de Cheste en aquellos años de test. Recuerdo como atronaban aquellos coches a su paso, cuando reducían bajando marchas. Un auténtico espectáculo y eso que solo eran unos test, pero el mero hecho de vivirlo desde la bionda era especial. Incluso llegar a tener la suerte de salir a por él cuando se paró esa maravilla delante de mí. Recuerdos que incluso hoy me hacen sentir lo especial que era Schumacher.

Ojalá podamos verle un día en el paddock de cualquier circuito, difícil sí, pero mientras haya silencio sobre su estado seguiré creyendo en que quiero verlo en un paddock. La familia decidió abrir redes sociales a nombre del piloto, eso alimento la esperanza de muchos en que estaba mejor, pero de momento es como un sitio de peregrinaje virtual visitar una de sus redes. Recuerdos son lo que uno encuentra allí. Así que con esto en la cabeza nos quedamos: #KeepFightingMichael

@pelut66

Daniel Romaguera

Sobre Daniel Romaguera

Daniel Romaguera ha escrito 151 post .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.