Lancia Delta HF Integrale Evoluzione 2, un icono sobre ruedas

Lancia Delta HF Integrale Evoluzione 2, un icono sobre ruedas

junio 11, 2013 0 Por Sergio Franco
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Si en una conversación entre un grupo de personas a las que les guste lo más mínimo el mundo del motor mencionamos las palabras Lancia Delta HF Integrale, seguro que conseguiremos sacar una sonrisa a más de uno…

Un sueño

Recuerdo con nostalgia cuando los reyes magos me trajeron mi primer coche de radio control hace más de 20 años. No era un coche cualquiera, a parte de ser el primero de unos cuantos y por lo tanto ser muy especial, era un ¡Lancia Delta HF Integrale con la decoración Martini!. En aquella época y debido a mi corta edad, yo no entendía de potencia, cilindros, turbos, diferenciales, etc. pero ese coche, aun siendo un juguete, me transmitía algo especial ( y repito, no por ser el primero coche RC que tenía)  que con el paso de los años se ha ido transformando en lo más parecido a un amor platónico y cada vez que veo uno me enciendo como una bengala.

Con 8 añitos me daba igual que ese coche tuviera 200cv, tracción integral y no sé qué cosas más. A mi me encantaba esas llantacas blancas, esa carrocería tan agresiva, marcada y rectilínea que le otorgaba un aspecto musculoso, ese alerón a lo alto del portón trasero y en general la sensación de poder que transmitía. A parte, si le sumamos la decoración “Maritrini” que tenían los modelos de Rally hacían que “flipara con mi Delta“.

Lancia Delta HF Integrale EVO2

Lancia Delta HF Integrale EVO2

Con unos cuantos añitos más y algo más de conocimiento ( tampoco mucho más porque el conocimiento y un servidor no somos muy amigos) , cada vez que veo un Lancia Delta HF Integrale por la calle, en circuito o donde sea,  sigo teniendo la sensación de aquel niño con su RC:  El bello se pone de punta y me sigue entrando ese escalofrío por todo el cuerpo y como no, se me pone esa sonrisa tonta que no puedes controlar. Todo hay que decirlo, a día de hoy la sensación es aún mayor y en parte es incentivada por todo lo que sabemos de este mítico italiano. Recordemos que bajo el capó ( y no sabemos como entra casi) lleva un 2 litros  con culata multiválvulas (4 por cilindro) y  turbo alimentado  que rendía 200cv en su versión inicial y 210cv y 215cv en las versiones Evoluzione y Evoluzione 2 respectivamente, tracción integral permanente, diferencial trasero Torsen, etc.

Pues bien, tras varias décadas soñando con poder montar en un “Integrale”, hace muy poquito tuve la oportunidad de hacerlo y hacer un reportaje fotográfico a este icono del automovilismo, esta joya sobre ruedas que con sus más de 20 años pone en su sitio a coches de los de hoy en día. Cuando me lo dijeron, estaba como un niño esperando a que vinieran los reyes magos. ¡Estaba hasta nervioso! Y es que por fin iba a poder montarme en el aquel coche del que me enamoré hace 25 años…

Cuando fui al lugar donde había quedado, Magia Motor, el taller especializado y concesionario que regenta Ángel Doménech, me esperaba con el capó levantado un Lancia Delta HF Integrale Evoluzione 2.  Una de las últimas unidades del Integrale. Fue fácilmente reconocible, entre otras cosas, por su culata pintada de rojo y me puse a dar vueltas a su alrededor mirando al detalle a esa maravilla mecánica. Cuando miras detenidamente el motor, te das cuenta el porqué tuvieron que elevar el capó. La culata de 16 válvulas ocupaba más que su predecesora y literalmente no entraba. Y es que el motor va muy apretado, va como un puzzle.

El motor…

Lancia Delta HF Integrale EVO 2

Lancia Delta HF Integrale EVO 2

Para refrescaros la memoria,  el motor del Lancia Delta HF Integrale Evoluzione 2 es el mismo bloque que llevaba el  Evo1 y el 16v pero con alguna que otra “mejora” . Lo pongo entre comillas porque luego “esas mejoras” no se traducen en mejores prestaciones.  Centrandonos en el motor, el EVO2 añade mejoras electrónicas a los anteriores. Se cambió la centralita por una Magneti Marelli con una frecuencia de actualización mayor que permitía procesar más datos cada menos tiempo ( traducido al castellano: podía hacer cambios en la gestión del motor más rápido y analizar más datos a la vez). Esta nueva centralita incorporaba mejoras como : Inyección multipunto,  ralentí automático, mejor gestión de temperatura para evitar sobre calentamientos, mejor control del turbo, mejor gestión de encendido, cantidad de combustible inyectado, etc.

Todo esto parece la panacea, pero os voy a poner una serie de datos declarados sobre el motor y prestaciones del Integrale EVO 1 y EVO 2 (nuestra unidad) y veremos como nos llevamos alguna que otra sorpresa:

Evoluzione1 – EVO1

  • Datos técnicos: 1995cc  – 210 cv a 5750rpm- 305Nm de par a 3500rpm
  • Prestaciones:  0-100Km/h…..5.7 seg   –   Vmax: 220Km/h

Evoluzione2 – EVO2

  • Datos técnicos: 1995cc – 215 cv a 5750rpm – 315Nm de par a 2500rpm
  • Prestaciones:  0-100Km/h…..5.7 seg   –   Vmax: 220Km/h

Como veis, las cifras sobre papel son calcadas, a pesar que el EVO2 declara 5cv más que el EVO1 y que tiene algo más de par y que además lo ofrece a menos revoluciones. Las razones son varias: El EVO2 tiene un peso mayor ( 40kg más ),  se añadió un catalizador para cumplir con la normativa anti contaminación,  cambió el Turbo Garrett T3 por uno más pequeño y  que lo hacía más progresivo a la respuesta del acelerador ( no entregaba todo de golpe como en las versiones anteriores).

Sobre el asfalto

Sobre el asfalto los la cosa cambia, el catalizador, el menor tamaño del turbo y la gestión electrónica que endulzaba “algo” ( tampoco nos vayamos a pensar que se quedó como un hyundai pony)  no sólo no compensaba los 5cv de más si no que hacían que el EVO2 fuera algo más lento que el EVO1. Aún así, seguía siendo un matagigantes. No hay que olvidar que el Lancia Delta HF Integrale era un compacto de tracción total permamente ( que a partir de la versión 16 v el reparto de par era de un 47% en la parte delantera y un 53% en la trasera pensado para obtener mejor respuesta. Además, por si fuera poco, tenía un diferencial trasero Torsen que gestionaba el par a cada rueda en función de lo demandado) de 1300kg de peso, más de 200cv, discos ventilados, suspensión independiente, barras estabilizadores y un chasis que permitía hacer virguerías. Teniendo en cuenta que los GTIs de la época rondaban los 130cv imaginaos cuando se cruzaban con un Integrale, se hacían caquita…

Que le diferencia de un EVO1

Dejando a un lado el apartado prestacional, vamos a recordar cuales eran las mejoras estéticas y funcionales de este Lancia Delta HF Integrale EVO2:

  • Nuevas llantas de aleación ligera con neumáticos 205/45 ZR 16  pensados para una mejor refrigeración de los frenos y  mejorar el comportamiento dinámico del vehículo, proporcionar mayor estabilidad en carretera y mejor comportamiento en aceleraciones laterales.
  • Culata pintada de rojo ( esto es que les molaba más a los de Lancia, no por nada en especial).
  • Tapa del deposito de combustible de aluminio.
  • Rejillas de toma de aire más grandes en el paragolpes delantero.
  • Volante  3 radios forrado en cuero marca MOMO.
  • Semi Baquets firmados por Recaro tapizados en Alcántara color beige y costuras en diagonal.

Sensaciones

Una vez dadas varias vueltas alrededor del bicho, quedarme boquiabierto con esos pasos de rueda, esa altura reducida que tanto nos gusta a unos cuantos – y  es que un servidor es de los que critican a los fabricantes de coches porque pienso que fabrican monovolúmenes pequeños en vez de compactos… cada vez son más “furgonetas” y cada vez más altas – esas “paelleras”, esas aperturas en el capó… y así me podría tirar todo el día, abrí la puerta y me senté en los recaro. Nada más sentarte sientes que vas en algo gordo. Los asientos te atrapan y sientes que no es por casualidad. Miras a un lado y a otro, miras a los relojes y ya solo con ver el cuenta revoluciones que llega a 9000 rpm te haces caca.

Lancia-Delta-HF-Integrale-EVO-2-cuenta-revoluciones

Lancia-Delta-HF-Integrale-EVO-2-cuenta-revoluciones

Sigues mirando y tienes indicadores de presión del turbo, aceite, temperatura,batería, agua… para tener todo controlado. Agarras el volante Momo de tres radios, miras a los pedales y ves que el acelerador y el freno casi son uno, pisas el embrague, punto muerto, metes la llave de contacto, la giras y ….. comienzan a entrar notas musicales por los oidos ¡ qué sonido! ¡qué maravilla! Mientras tanto y dejando el coche un rato a ralentí para vaya cogiendo temperatura miraba de un lado a otro el interior. Un interior espartano, que tiene lo justo y necesario. Eso sí, se agradecen las mejoras introducidas en el EVO1 como el aire acondicionado, elevalunas, dirección asistida, cierre centralizado, etc.  y eso que aún ni nos hemos movido ( no quiero pensar como sería este bicho sin dirección asistida, bajando las ventas a manubrio y en verano a 40ºC con esta barbacoa andante).

Metemos primera y salimos del garaje de Magia Motor. Con tan solo andar unos metros nos damos cuenta que estamos ante un coche muy duro de conducir, con un tarado de suspensión muy duro ( no es ninguna sorpresa después de todo lo que sabía de este cacharro). Podemos decir muchas cosas del  Lancia Delta HF Integrale  pero en ningún caso podemos decir que es un coche “blando” en ninguno de sus aspectos. Es duro de suspensión,  dirección (aunque asistida),   frena con contundencia, su motor empuja aún con más soberbia y su aspecto, no hay más que verlo, es de “tipo duro” más duro que el mismísimo Chuck Norris, es más, creo que fue el propio Chuck Norris quien diseñó el Lancia Delta HF Integrale.

Una vez en marcha pisamos el acelerador a bajas vueltas y nada… nada… nada… sube despacio de vueltas hasta que surge la hecatombe, entra el turbo y nos mete un zambombazo que nos deja pegados al asiento ( ahora nos acordamos de lo bien que viene estar embutido en los recaro). Notamos como el coche empuje al completo y notas como la trasera quiere avanzar con ímpetu. Avanzamos hasta una zona con un par de enlazadas y una horquilla y es donde realmente comprobamos que el chasis de este Delta se muestra noble y que éste hábitat es el suyo. Eso sí,  el coche te exige  y mucho pero a cambio te ofrece unas sensaciones prodigiosas.

Opinión CAR and GAS

Cambiando de tercio y analizando un aspecto de practicidad del Delta nos choca un poco que el coche sea un 5 puertas y que la banqueta trasera esté divida. ¿Acaso alguien lo va a utilizar para transporte de viajeros y carga? No lo creo…

Para terminar, tenemos que decir que tras 20 años de galopadas  por carretera abierta, este Delta Rosso está en plena forma. No es para menos y es que su propietario lo cuida como si de un hijo se tratara. Tenemos que decir que es un coche que  todo lo que tiene de “tipo duro” lo tiene de delicado y necesita muchos mimos y mucho mantenimiento. Es caro de mantener y es difícil de encontrar recambios en buen estado, por lo que las cirujías que haya que hacerle muchas veces han de ser artesanales, por eso hay que dejarlo en buenas manos y por eso nos lo encontramos en Magia Motor.

Sinceramente quien tenga este coche en propiedad tiene una verdadera joya del automovilismo, un mito de rallies que  rueda por la calle y su propietario no tiene que importarle si es barato o caro de mantener, simplemente ha de cuidarlo y procurar por todos los medios que el mito nunca desaparezca.

Muchos dirán que un GTI caja 5 anda parecido al Integrale, cierto y muchos GTIs andan incluso más, R32, S3, ST, Cupras, andan por encima en prestaciones pero ¿en sensaciones? No lo creo….

A continuación os dejamos unas fotitos que hicimos al atardecer. Esperamos que disfrutéis con ellas tanto como nosotros al probarlo.

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 182 post .

CoFundador de CAR and GAS y apasionado del motor y el olor a gasolina.