Opel Mokka X 1.6 CDTi 4X4 136 Cv Excellence

El SUV del Segmento B de Opel recibe mejoras para seguir dando guerra

Probamos el Opel Mokka X, un SUV del segmento B que ha recibido algo más que un lavado de cara tras la incorporación del apellido X que la marca alemana ha decido otorgar a todos sus SUV.

Opel Mokka X 2017

Opel Mokka X 2017

Para ubicar un poco a todo aquel que esté un poco perdido y no sepa encajar el segmento B en los SUV, el Mokka X es rival directo del Nissan Juke, Renault Captur y Peugeot 2008, entre otros.

¿Qué ha cambiado exteriormente?

Exteriormente, el Mokka X  ha recibido mejoras en las ópticas, tanto delanteras como traseras, incorporando luces full led adaptativas con nueve funciones de luz distintas que se adaptan a las condiciones de circulación y sin necesidad de recurrir a función de giro, por lo que destacamos la gran calidad lumínica que proporcionan, rediseño sutil de la calandra para adecuarla al resto de gama, nuevos paragolpes delanteros y traseros y nueva paleta de colores. Dicen que menos es más y, en el caso del Mokka X, esta limpieza le brinda una nueva estética más “pureta”, fina, más elegante y estilizada, a nuestro juicio.

Nuevo frontal Mokka X

Nuevo frontal Mokka X

¿Hay cambios en el interior?

Interiormente, el habitáculo del Mokka X  ha recibido pocos cambios. A nivel de salpicadero, se ha perdido la guantera superior para ser sustituido por un revestimiento de cuero que fluye y se funde con el diseño de la nueva consola central. La llamamos nueva puesto que se ha limpiado de los numerosos botones que tenía, para albergar en su lugar los nuevos sistemas de infoentretenimiento que monta Opel de 7″, en el caso del R 4.0 IntelliLink, y de 8″ en el caso del Navi900 con navegador, como la que equipaba nuestra unidad.

Nuevo salpicadero Opel Mokka X

Estos cambios sirven, al igual que los exteriores, para afinar más y el diseño, aumentar la ergonomía y aportar una mayor sensación de calidad.

Como dato, el volante se mantiene intacto y no equipa el de los Opel de nueva generación, más minimalista y pequeño, que le hubiera servido para rematar el facelift.

¿Como se comporta en marcha?

Lo primero tenemos que decir es la motorización que llevaba el Mokka X que probamos. Se trata del propulsor 1.6 CDTI de 136 cv, cuyo comportamiento sigue en la línea del resto de propulsores diesel de la marca, con una entrega de potencia muy progresiva y una elasticidad notable, permitiendo empujar desde muy bajas vueltas hasta muy arriba del cuenta vueltas. En el caso del Mokka notabamos un pequeño “lag” desde que hundíamos el pie hasta que despertaba el motor, pero una vez que el turbo entraba en acción el empuje era más que suficiente en cualquiera de las 6 marchas que montaba nuestra unidad. Deciros que existe la posibilidad de montar también una caja de cambios automática de 6 velocidades, pero tendríamos que prescindir de la tracción 4×4 que llevaba nuestro Mokka, ya que el único modelo 4×4 que puede montarla es el 1.4 T gasolina de 150cv.

Destacamos el bajo consumo del propulsor diesel y es que, a pesar de que la tracción 4 incremente el consumo de carburante, en nuestra prueba obtuvimos consumos por debajo de los anunciados por el fabricante.

Consumo autovía

Dinámicamente, se comporta bastante bien a pesar de ser un SUV de altura considerable y es que el centro de gravedad es elevado. De hecho cuando parábamos en los semáforos junto a otros SUV del mercado, daba la sensación de ir bastante más alto. Pero, nada más lejos de lo que se pueda pensar, se desenvuelve muy bien en autovías, carreteras secundarias, carreteras revidaras e incluso “fuera de lo negro”, haciendo que no haya excesivos balanceos cuando exigimos al conjunto tanto en curvas como en frenadas bruscas. El tarado de la suspensión no es de lo más blandos del mercado pero, sin embargo, cuando sales a pistas no se muestra tampoco demasiado duro.

Respecto a la dirección, podemos decir que se nos antojaba algo blandita, aunque teniendo en cuenta el concepto de este coche, no es necesario tener una dirección tan directa con un kart.

Opel Mokka X  – Pistas

¿Sabes hasta donde puede llegar el Mokka X?

El segmento SUV tiene muchos “haters”, detractores para los de la LOGSE, que critican la poca polivalencia de este tipo de vehículos y que afirman que solo son “coches altos de postureo”.

Deciros que, aprovechando la tracción 4×4, hemos sacado al Mokka X por pistas y hemos “forzado un poco la máquina” para ver de lo que es capaz este pequeño y ver si somos capaces de romper el falseado estereotipo que se ha fraguado entorno a los SUV, y, sin ir más lejos, conseguimos sacar lo mejor de este pequeño y nos lo pasamos en grande. Por pistas se mueve la mar de bien y la tracción a las 4 ruedas es realmente efectiva y aporta ese extra de seguridad y agarre demostrando que puede sacar de más de un apuro.

Os queremos mostrar una imagen que tomamos bajando una pendiente bastante pronunciada, con roderas y con el control de descenso activado. Deciros que sin la tracción 4×4 no nos hubiéramos planteado hacer algo similar.

Opel Mokka X Off Road

Impresiones del interior

Sumergiéndonos en el interior del Mokka X, lo primero que percibimos es una sensación de bienestar y calidad algo superior a sus rivales de segmento con mejores materiales y acabados. Podemos decir que es algo sobrio, como buen germano, pero, sin embargo, el Mokka lo transforma en elegancia, ya que cuenta con numerosos componentes del habitáculo revestidos en cuero de una calidad muy “premium”: desde el volante, pomo, salpicadero, puertas, hasta los asientos, con un acabado, tacto y ergonomía envidiables y propios de un segmento superior. Hemos de matizar que nuestra unidad montaba el extra de asientos deportivos y certificación AGR con acabado en cuero negro y calefactables.

Interior Opel Mokka X

Todos los botones ahora quedan mucho más a mano y no nos volvemos locos con los cientos de botones que tenían los sistemas de infoentretenimiento anteriores que no sabías si poner el clima, subir la radio o calentarte el culo. La única pega que le sacamos es que las tomas usb y auxiliares no están muy a mano y hay que intuir donde se conecta un dispositivo o agacharse para enchufarlo. No obstante, nos parece un gran paso hacia adelante.

Tomas Usb y Aux Opel Mokka X

Si bien todos los materiales utilizados en el salpicadero y paneles de las puertas delanteros emanan una gran sensación de calidad, los paneles de la puertas traseras, aunque también disponen de remates en cuero, distan de los delanteros en cuanto a sensación de robustez con un predominio mayor de zonas plásticas.

En el apartado de espacio, las plazas delanteras gozan de mucho espacio y como ya hemos comentado, los asientos que monta permiten viajar sin que la fatiga o al cansancio hagan mella en los ocupantes.

Plazas traseras Opel Mokka X

Las plazas traseras, con una banqueta abatible en 2 partes, aunque dispone de suficiente espacio respecto a las plazas delanteras, no permite que tres ocupantes viajen de forma cómoda. Sin embargo, dos adultos viajaran como marqueses y sin estrecheces. No olvidemos que estamos ante un SUV del segmento B y, como curiosidad, su hermano neonato, el CrossLand X, aun siendo más pequeño otorga mayor espacio en la plazas traseras que este Mokka X.

Y, ya que vamos detallando desde delante hacia detrás, llegamos al maletero. Cuenta con 356 litros de capacidad, lo que le sitúa a mitad de tabla del segmento. Es muy aprovechable  puesto que sus formas son muy regulares y facilitan la carga y colocación de equipaje y bultos.

Maletero Opel Mokka X

Equipamiento

El Mokka X que probamos equipa el acabado Excellence y viene cargado hasta las trancas de base: Radio IntelliLink® 4.0, llantas de 18″, Opel OnStar, Cristales Tintados, Luces diurnas Led, barras de techo, etc.  Además incluye lo que Opel denomina Confort Pack que incluye Air quality sensor,  Climatizador Digital Bizona y Reposabrazos delantero, y el Electro Pack, que incluye retrovisores exteriores eléctricos, térmicos y retráctiles eléctricamente en color carrocería, Toma 12V en consola central trasera y asistente de aparcamiento delantero y trasero y un sin fin de equipamiento extra y sistemas de seguridad activa, pasiva y ayudas a la conducción, como por ejemplo: Autoencendido de luces de cruce, control de crucero adaptativo, asistente de descenso, detector de cambio de carril, de obstáculos con avisador de frenada de emergencia, etc.

Climatizador Mokka X

Además, nuestra unidad venía con un arsenal de packs y extras que lo equiparaban a la versión tope gama: Ultimate.

Pack Premium Black, que incluye tapicería de cuero Negro, faros adaptativos inteligentes AFLPlus® LED y cámara frontal de seguridad Opel Eye con un sobre coste de 2.000 € y que recomendamos al 100%. Los faros proporcionan una visión fabulosa y el cuero es de muy buena calidad.

Pack Vision Excellence/Color Edition, que añade navegador Navi 900 IntelliLink, pantalla Multifunción de 4,2″ a color entre los relojes del marcador y cámara de visión trasera (con una resolución muy buena) y cuyo importe es de 1.200 €

Cámara Visión Trasera

A todo este arsenal hay que sumarle el que pensamos que es de los mejores extras que le puedes añadir al Mokka X, si te gusta el ciclismo, y es el sistema portabicis de Opel Flex-Fix. Es un sistema que permite transportar hasta 3 bicis, que se oculta bajo el coche y que estéticamente está super bien resuelto. De hecho os invitamos a que leáis nuestro artículo sobre este sistema Flex-Fix y el vídeo que hicimos. Su importe asciende a 950 € pero pensamos que es un acierto.

Portabicis Flex Fix Opel Mokka X

Opinión CAR and GAS

El precio de la unidad que probamos asciende a 28.300 €, según configurador y descuentos actuales, lo cual te abre el debate si por el ese importe compras un Mokka X o te lanzas a su hermano mayor el GrandLand X, aunque con un equipamiento menor, claro está.

Desde nuestro punto de vista, es un SUV que está mejor equipado y rematado que la mayoría de sus rivales de su segmento. ¿Es más caro? Sí, eso es cierto, pero el nivel de equipamiento y acabado son superiores, por lo que al final estás abonando un extra por un sin fin de detalles y comodidades. Como dice mi madre “lo bueno se paga hijo”.

Sistema FlexFix cerrado integrado en paragolpes

Sistema FlexFix cerrado integrado en paragolpes

Nosotros lo vemos enfocado para parejas o familias de un máximo de 4 miembros a quienes les gusta hacer alguna que otra escapada y buscan un vehículo con el que no se queden atascados ante el primer escollo que se encuentren en el camino, que les permita ir de camping, hacer alguna salida a pistas y porqué no, fugarse con los amig@s en bici, que para esto está el Flex-Fix. Todo esto pero sin perder un mínimo de confort y sobre todo manteniendo el bolsillo saneado debido a su bajo consumo.

Es un vehículo que va muy bien en marcha, es cómodo, gasta poco, vas como un marqués, tiene un equipamiento “pata negra – full equip” incluso sin añadir los packs de esta unidad y es bastante más polivalente de lo que muchos puedan pensar. ¿Cumple con tus expectativas? Pues adelante con la compra.

Si queréis ver el vídeo que hicimos sobre el Mokka X podéis verlo en nuestro canal de youtube

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 147 post .

CoFundador de CAR and GAS y apasionado del motor y el olor a gasolina.

Deja un comentario