Coche usado: Audi A4 2.0 TDI Avant Quattro 177cv. Un tracción 4 como Dios manda.

Coche usado: Audi A4 2.0 TDI Avant Quattro 177cv. Un tracción 4 como Dios manda.

enero 7, 2016 0 Por Jorge Méndez
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Audi A4 2.0 TDI Avant Quattro 177cv. Lo que esperas y necesitas de un tracción 4.

En España y poco a poco se van poniendo más de moda los “familiares”, “station wagon”, “rancheras” o como queráis llamarlos. En principio y por definición, este tipo de coches se caracterizan por ser unas berlinas en toda su esencia y estética hasta la mitad del coche. A partir de ahí, cambian y desarrollan un gran maletero y portón para darle un uso de carga familiar.

Sin embargo, no todos los modelos de coches son tan familiares como esperamos, habiendo en ellos categorías. En este caso el Audi A4 2.0 TDI Avant Quattro que probamos es el pequeño de la familia Audi, dentro del segmento de los familiares, puesto que los #Sportback no se consideran dentro de este sector.

Audi en este modelo ha hecho un coche “redondo” en cuanto a comportamiento se refiere y ahora hablaremos de él, pero sin embargo para ser un familiar no tiene un excesivo espacio en plazas traseras y maletero frente a sus competidores. Pero suficiente si eres apañado a la hora de ordenar un maletero.

lateral Audi A4 2.0 TDI 177cv Avant Quattro

COMPORTAMIENTO

Levantando el capó de este Audi encontramos el súper conocido motor del Grupo VAG. El 2.0 TDI en su versión más potente, la de 177 CV.  Este mismo motor 2.0 también monta menos caballaje, reduciendo así el consumo pero también las prestaciones.  Los puedes encontrar en sus versiones 120, 136, 143 y 163 Cv. Motores más que suficientes, si no tienes un espíritu tan racing.

Centrémonos en el motor probado. 177cv common rail de 4 cilindros y un par máximo de 380 Nm que es donde entrega sus 177cv a mala leche y unas máximas de velocidad de 223 km/h, si hablamos de la caja manual. Durante la prueba conseguimos medias de 5,6 litros a los 100. Estas medias las conseguimos principalmente en autovía hasta que cogimos puertos de montaña con algo de nieve, que subió a 8,3 litros más que justificados puesto que les estuvimos haciendo alguna “perrería” en la nieve para ver como se comportaba el Quattro.

La unidad probada montaba el equipamiento S-Line de Audi y ese aspecto Sport junto al chasis que monta este coche hacen la delicia del conductor en cualquier situación. Tanto en seco, como en mojado o nieve. Tiene un chasis verdaderamente bueno que junto su electrónica Quattro hacen que sea un coche muy seguro y a la vez divertido en carretera.

NOTA: Hay gente que dice: “Para que quieres un tracción cuatro, si en Madrid (es nuestro caso) no nieva”. Bien. Desde aquí aconsejamos a nuestros lectores que los tracciones cuatro actúan tanto en seco, como en mojado o nieve, haciendo así del agarre en carretera una permanente seguridad activa y eleva el grado de seguridad en caso de deslizamiento sobre el firme. Así que, recordad, un tracción 4 no sólo es para la nieve.

Dicho esto, diremos que el comportamiento del Quattro de Audi fue perfecto en la nieve. Es una maravilla notar como tracciona y cómo no pierde adherencia y sigue tirando del coche sin necesidad de cadenas u otro tipo de ayudas. Con una longitud de casi 5 metros (4,70m) y superando la tonelada y media (1.580kg) se mueve con total armonía y soltura en cualquier condición.

INTERIOR

Dentro del habitáculo nos encontramos un coche “premium” en toda regla. Calidad de materiales, excepcional ajuste de los mismos. Cero grillos en la unidad probada con 98.000 km en el marcador. La consola central está ligeramente orientada al conductor, algo que recuerda a los BMW de décadas anteriores. Nos gusta el detalle de orientar hacia el conductor dicha instrumentación. Recordemos que el conductor, es el que conduce, y por tanto quien tiene/debe de tener más a mano todos los mandos del vehículo, tanto para su gestión como para su comprobación.

Desde el asiento del conductor nos enfrentamos al cuadro de relojes. En mi opinión. Perfecto. No puedo decir otra cosa. Fácil de leer (que es lo más importante), una estética deportiva, números grandes en el cuenta kilómetros y más pequeños en el velocímetros. La tipología de numeración cambió hace tiempo y creo que es muy acertada. Esferas cromadas (como en anteriores modelos) pero dentro de una lágrima que aportan modernidad y estilismo. Insisto, en mi opinión, perfectos y preciosos al igual que el cuadro de mandos central. Tanto los mandos del clima (sencillos y fáciles en su manejo) como la sencillez del mando giratorio que se encuentra detrás de la palanca de cambios, para el manejo de radio y navegador es excepcional.

interior Audi A4 2.0 TDI Avant Quattro

Interior Audi A4 2.0 TDI 177cv Avant Quattro S-Line.

Asientos envolventes de tela en nuestro modelo y no especialmente duros, pese a ser los S-line, lo que permite hacer viajes largos sin que pase factura a la espalda y lumbares. Espacio correcto, tanto para conductor como pasajero, no siendo así en las plazas traseras, quienes los que van en los laterales van más cómodos (sin tampoco gozar de un espacio sobresaliente) y algo más incómodo el pasajero central. Como decíamos antes, este familiar no tiene un habitáculo excepcionalmente amplio.

Maletero. 485 litros y 1.400 si abatimos asientos. Sus competidores premium directos, Mercedes Benz clase C y BMW serie 3 con 480 y 490 respectivamente. Sus otros competidores como el Ford Mondeo Sportbreak, el Toyota Avensis o el Citroen C5 Tourer tienen casi 60 litros más de carga.

EXTERIOR

Tiene un frontal con líneas muy marcadas y “enfadadas y agresivas” gracias a su ceño fruncido producido por sus ópticas delanteras con iluminación LED en nuestra unidad. En la parte trasera vemos grupos ópticos que incorporan diodos luminosos de serie (posición, freno e intermitencia) si se combinan con los faros xenón plus, como es nuestro caso. El mayor ejemplo de su cambio frontal es su capó que se muestra más curvado. Parrilla de gran tamaño, como viene haciendo en sus últimos modelos y que dependiendo del acabado en negro o cromado.

2016-01-02 00.06.10

Audi A4 2.0 TDI Avant 177cv Quattro S-Line después del paseito.

La vista lateral es elegante incluso para tratarse de una berlina familiar. Eso sí, goza de unas líneas estratégicamente delineadas para dar sensación de agresividad y deportividad. Siguiendo con su parte trasera decir que con el portón trasero abierto, personas de 1,80 podrán estar debajo de él sin tener que agachar la cabeza.

Tanto en el paquete interior como en el exterior, Audi dota a sus modelos de la equipación “chuches” y es que puedes ponerle tantos extras como dinero tengas en el bolsillo. Así que, si quieres ponerlo full de todo es un suma y sigue hasta llegar a tener un coche cargado hasta las trancas.

OPINIÓN CAR and GAS

Nota media. Ni me lo pienso. Por encima del 8, sin dudarlo. Equilibrado sin “taras”, ni averías conocidas costosas. Unidades en el mercado de ocasión no especialmente desorbitadas en precio, teniendo en cuenta que es un coche de año 2012 (relativamente moderno). No tengáis miedo a optar por unidades que lleguen a los 150.000 kilómetros. Si estás bien cuidadas son motores de rodar hasta los 350-400.ooo kilómetros. Pensad el número de kilómetros que hacéis al año y llevadlo en el tiempo y así tendréis un coche para muchos años.

Nuestro consejo es que si tienes entre 12-16.00 euros para gastarte en este modelo usado, o hagas sin dudarlo.

Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 164 post .

CEO y fundador de @carandgas