Un día de entreno con Jorge Navarro.

Un día de entreno con Jorge Navarro.

junio 26, 2020 0 Por Daniel Romaguera

Hace unos días, compartimos una jornada de entrenamiento con Jorge Navarro, piloto de La Pobla de Vallbona (Valencia) que participa en el Mundial de MotoGP en la categoría de Moto2 con el equipo Speed Up. Entre tanda y tanda, tuvimos la ocasión de charlar con él. Éstas fueron sus impresiones tras preguntar sobre su pasado, presente y futuro.

 

 

¿De dónde te viene la afición a la moto? ¿Algún antecedente familiar?
– Me viene por mi padre, ya que él corría el territorial valenciano, con carreras por los pueblos. Después fue mecánico de Jesús Chelet “El Risi”. Son muy amigos y como Jesús era mejor que él, decidió ayudarle como mecánico, ya que se lo pasaba igual de bien. Cuando nací, me llevaba todos los años a ver el GP en el Ricardo Tormo, desde el jueves en el “pit walk” donde me hacía fotos con los pilotos. Ahí fue donde nació mi interés por las carreras.

 

¿Cómo fueron tus inicios en las categorías inferiores? ¿Quién confió en ti cuando eras un niño?

– Empecé en la temporada 2005. En 2004, a final de temporada, vi que en la Cuna de Campeones dejaban probar en la jornada de puertas abiertas. En la última carrera, había castillos hinchables y dejaban probar mini motos. Allí probé por primera vez una mini moto y quedé impresionado por lo bien que lo pasé. Desde ese día, hasta empezar la temporada siguiente, estuve pidiéndole una moto a mi padre. Fuimos a las pruebas de selección de la Cuna y me seleccionaron becado. Como no había que pagar, tuve la excusa perfecta para convencer a mi padre y allí empezamos. Mi padre fue quien confió en mi cuando era pequeño, iba cada fin de semana a las carreras. Aparte de mi madre y mi hermano, él era quien me llevaba a entrenar, me preparaba las motos… Digamos que al final, toda la familia empezó a vivir mi sueño como el suyo propio.

 

¿Tu mejor recuerdo como piloto antes de ser profesional?
– Mis mejores recuerdos son antes de dar el salto al campeonato de España. Iba a las carreras a divertirme, sin presión. En 2006 conseguí ganar el campeonato de mini motos de calle, gané casi todas las carreras. Fue increíble, me lo pasaba tan bien, que era como un juego, las cosas salían bien. Tanto, que compaginaba las mini motos en la Cuna, con la copa “Challenge Metrakit”, que conseguí ganar también con la moto de 70 c.c. en circuitos grandes. Por tanto, tengo grandes recuerdos de esa temporada.

 

¿Qué circuito o GP es tu preferido?
– Como casi todos los pilotos de casa, me gustan mucho los GP españoles. Siempre he competido aquí en España, son circuitos que tengo familiarizados. También el factor afición se nota mucho, sobre todo en el GP de Valencia, donde tengo a mi familia, amigos, toda la afición te conoce e itenta apoyarte al máximo. Por tanto, diría que si, el GP de casa es especial.

 

¿Cuál es el que menos?
– No tengo GP que no me guste. Pero si tengo que nombrar uno, es Tailandia, porque llegamos segundos en la clasificación de Mundial y no conseguimos puntuar. Veníamos de hacer segundos en Aragón, casi ganando la carrera y una racha muy buena. En Tailandia, por lo que sea, la moto no funcionó bien, no nos adaptamos a ese circuito y la verdad es que fue un desastre, porque ningún piloto de Speed Up consiguió puntuar. Es por ello que tengo una espinita clavada, que espero quitarme este año si vamos a correr.

 

Si no fueras piloto de velocidad, ¿en qué otra disciplina te hubiera gustado participar?
– Si no fuera piloto de velocidad, no sé qué disciplina de las dos ruedas hubiera elegido, tal vez motocrós, que me gusta también. Pero quizás me hubiera decantado por la velocidad en las cuatro ruedas, ser piloto de coches creo que también me hubiera ido bien.

 

¿Cómo sigue en forma un piloto profesional durante el estado de alarma? ¿Se ha hecho duro a nivel mental?
– Durante el estado de alarma, ha sido complicado mantenerse en forma. No soy como esos futbolistas que tienen gimnasio, spa, piscina en casa… En mi caso, soy más humilde y he tenido que tirar de ingenio par aentrenar. Pero al final, con ambición y ganas, todo se puede conseguir y te diría que hasta empezar la fase cero que no se podía hacer nada, estaba incluso más fuerte físicamente que antes del estado de alarma, porque me he centrado mucho en los puntos que tenía que mejorar y he buscado la manera de trabajarlo. Y si, a nivel mental se ha hecho duro, porque como piloto, lo que te gusta es ir en moto, es tu pasión. Aparte de tu trabajo, es tu pasión y personalmente, si estoy más de dos meses sin subir a la moto, estoy que me subo por las paredes. Pero como ha sido para todos, lo he llevado mejor.

 

Tras el paso a Moto2, has probado el chasis de Kalex y Speed Up. ¿Te hubiera gustado correr con el de Suter o probar el de KTM? ¿Qué diferencias les encuentras?¿Cuál crees que es el mejor para tu estilo de pilotaje?
– Si, en mi paso a Moto2, inicialmente llevé una Kalex en 2017-2018 y ahora llevo la Speed Up. Sinceramente, no tengo curiosidad por saber cómo iría con una Suter o probar la KTM. No es que no me hubiera gustado correr con esas marcas, pero no tengo esa curiosidad. Estoy muy contento con mi Speed Up. Respecto a la Kalex, la diferencia básica que he encontrado, es que la Speed Up me da bastante más confianza. No solo pondría el paquete chasis, al final es un conjunto y lo que he encontrado con mi equipo, esa estabilidad y confianza, creo que es lo que nos está dando buenos resultados y me permite exprimir al máximo mi pilotaje.

 

Con los podios conseguidos el año pasado, ¿qué crees que falta para conseguir la primera victoria en Moto2?
– El año pasado conseguí ocho pódiums, se me resistió la victoria, quizás en alguna carrera me faltó un puntito de picardía para conseguir victorias. Porque en tres de ellas era claramente el más rápido, como en Jerez, que tuve un poco de mala suerte cuando redujeron la carrera a quince vueltas y me faltaron un par para poder ganar. En Francia cometí muchos errores y me costó mucho adelantar a los pilotos que llevaba delante, tenía más ritmo, pero no pude llegar a Álex Márquez y disputarle la carrera. En Aragón lo mismo, me costó mucho adelantar y cuando tuve vía libre, casi cazo a Binder, me faltaron una o dos vueltas. Lo resumiría en eso, en la picardía y experiencia en estar ahí luchando por ganar. Hay que recordar que llevaba dos años complicados y volver a estar ahí al pie del cañón… Quizá me faltó esa picardía para poder lograr la victoria.

 

¿Qué le gustaría hacer a Jorge Navarro el día que deje de competir?
– Sinceramente, no lo he pensado. Solo pienso en competir y mi vida gira al 95% en competir y la verdad es que no me he planteado que haré el día de después. Quizá cuando se acerque el momento, que espero sea en muchos años, empezaré a pensar en ello.

 

Mirando a un niño que empieza, con toda tu experiencia acumulada, ¿qué consejos le darías?
– Después de toda mi experiencia acumulada, creo que el mejor consejo que le puedo dar a un niño, es que disfrute el momento. Porque al final, solo disfrutando es cómo vas hacia delante. Hay muchos días, entrenamientos, momentos complicados y la premisa es esa, disfrutar. Porque sino, todo esto se puede venir en tu contra, se puede convertir más en una obligación que en una pasión y creo que lo que hay que hacer es disfrutar el momento, sacar siempre el máximo con lo que tengas. Si trabajas bien, las oportunidades irán llegandoy podrás ir hacia delante.

 

Jorge, muchas gracias por tu valioso tiempo y amabilidad. Mucha suerte para esta temporada y que el futuro venga cargado de éxitos en lo profesional y por supuesto, también en lo personal.

– Gracias a vosotros por vuestro interés y saludos para los lectores y el equipo de Car and Gas.

 

Fotos y texto: Julio Romaguera, Dani Romaguera.

Daniel Romaguera

Sobre Daniel Romaguera

Daniel Romaguera ha escrito 225 post .