Opel Mokka GS-Line 1.2T 130CV EAT8

Opel Mokka GS-Line 1.2T 130CV EAT8

marzo 15, 2022 0 Por Javier Pérez

Este Opel Mokka sin duda es la referencia de la nueva era de Opel en la cual han apostado por unas líneas retro futuristas que le sientan y le sentaran muy bien a todos los modelos que tienen que llegar en este 2022.

¿Un poco Cyberpunk? ¡Gran acierto!

Si nos centramos en el diseño nos podemos fijar en que ha dado un cambio radical. La parte frontal cuenta con el Opel Vizor que integra los faros led, la parrilla y el logotipo de Opel que nos recuerda muy mucho al Opel Manta GSe.

Opel Vizor

Formas muy marcadas, estética campera, pero con pequeños detalles en color rojo que consiguen que tengamos una versión muy atractiva y que, además, podemos acompañar de un capó negro para tener una estética aún más diferenciadora.

Las dimensiones de este Opel Mokka, aunque parecen más grandes, ¡no lo son! Mide 4.15m de largo (se reduce 12.5cm), 1,79m de ancho y 1.54m de alto.  Sin embargo la distancia entre ejes aumenta hasta los 2.56 metros, pero eso no significa que tengamos un interior más amplio como podremos ver más adelante.

Llantas 18″ pulgadas opcionales (328 euros)

La estética de la parte trasera también cambia y a mejor. Contamos con unos pilotos traseros muy alargados, una nueva tipografía y una parte trasera igual de futurista que la parte delantera. Muchos cambios y, sin duda, todos a mejor. No le veo absolutamente ni un pero a la estética exterior. Te puede gustar o no, pero el conjunto para mí está totalmente equilibrado.

Interior con grandes cambios

Ahora pasamos al interior en el que también encontramos muchos cambios. Molduras en rojo, símil fibra de carbono y un tapizado con una estética muy cuidada. La calidad es bastante buena. La mejora es notable respecto a la versión anterior y, aunque algunos botones hayan sido reutilizados, los cambios en el interior están a la altura de muchos de sus competidores.

Si nos paramos a ver el salpicadero nos daremos cuenta han integrado 2 pantallas consecutivas que quedan perfectamente integradas.

El panel de instrumentos, por fin en formato digital de 12 pulgadas, se puede modificar a través de los mandos en el volante pudiendo elegir entre varias interfaces con distinto diseño, aunque ninguna de ellas te muestra demasiada información.

Interior – Opel Mokka GS-Line

También contamos con una pantalla táctil de 10 pulgadas con varios botones físicos para acceder rápidamente a algunos de sus menús, pero !tiene truco! Si ponemos la navegación o conectamos nuestro móvil por usb para poder utilizar tanto Android Auto o Apple Carplay nos daremos cuenta de que esas 10 pulgadas no son reales.  La información se va a mostrar en una parte más pequeña, por lo que la pantalla no es 100% aprovechable para este tipo de funciones

Por supuesto, contamos además con controles analógicos para la climatización. Sé que a muchos de vosotros os gusta, y es verdad que no tienes que desviar tanto la vista de la carretera para poder accionarlos, pero lo siento, a mí me gustan las “pantallitas” y no tener absolutamente ningún botón físico.

Si hablamos de la habitabilidad no vamos a notar un gran cambio respecto a la versión anterior, sigue siendo un segmento B, por lo que no vamos a tener un espacio demasiado amplio en su interior.

Plazas traseras

Comportamiento

Antes de hablar de cómo se comporta os doy unos cuantos datos técnicos:

Esta versión de Opel Mokka integra un 1.2 T de 130 CV y 230 Nm de par con cambio automático AT8 de 8 velocidades. Acelera en el 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y tiene velocidad máxima de 200 km/h.

El motor 1.2 T para nosotros es el elegido y parece que para el grupo también, ya que  han trabajado mucho en refinar su motor tricilídrinco y en mejorar la insonorización interior para conseguir que no pasen al habitáculo ni vibraciones ni los típicos ruidos “feos” de los 3 cilindros. ¡Un aplauso para Opel!

La caja de cambios de 8 velocidades funciona realmente bien. Es muy suave en las transiciones entre marchas. No es tan rápida como un DSG, pero tampoco creemos que este tipo de vehículo necesite algo así.

Como no, tenemos distintos modos de conducción: Eco, Normal y Sport. Desde aquí os digo que lo llevéis siempre en modo Sport ya que la dirección no es tan blanda y la respuesta del acelerador es mucho más rápida. Te gustará tanto este modo que no creo que tengáis la necesidad de volver a cambiarlo.

Vista nocturna

Eso sí, no nos podemos ir de aquí sin ponerle alguna pequeña pega y creo que esta vez sería la suspensión.  Es demasiado dura y muy “rebotona” .Se muestra más ágil que su antecesor, pero el eje trasero es demasiado seco.

Lo normal en cuanto a consumos es que te muevas en torno a los 4.5/5 litros en conducción por autopista y en cuidad te encuentres rondando los 6.5/7 litros, nada mal para llevar 130 caballos y caja automática.

El precio oficial de este modelo es de 29.848 euros, pero tenemos la posibilidad de conseguir un Opel Mokka Edition por 23.539 euros aunque no tendremos disponible la versión de 130cv.

Opinión de CAR AND GAS

!Haz click para ver nuestra prueba en Youtube!

Este Opel Mokka nos parece una gran opción si queremos fiabilidad, buenos consumos, un coche fácil de conducir y con una estética muy diferenciada respecto a sus competidores. Un coche que llama la atención por dentro y por fuera, así que, si te gusta llamar la atención, sin duda, ¡este es tu coche!

A destacar

  • Exterior futurista
  • Interior renovado
  • Panel de instrumentos digital
  • Sonido del escape

A mejorar

  • Suspensión demasiado seca.
  • Botones físicos con estética viejuna.
  • Abuso del negro brillo en la consola central.

Galería Opel Mokka

 

 

Sobre Javier Pérez

Javier Pérez ha escrito 54 post .