Prueba Peugeot Rifter 1.5 BlueHDI 130 GTLine

Prueba Peugeot Rifter 1.5 BlueHDI 130 GTLine

noviembre 22, 2018 0 Por Sergio Franco

Espaciosa, versátil, práctica y económica

Con estas cartas se presenta el nuevo Peugeot Rifter, que llega al mercado para convertirse en una alternativa real y práctica a los suvs y monovolúmenes. Habéis leído bien, “alternativa real”, y en gran parte se debe a que el nuevo Rifter ha dado un paso de gigante sobre su predecesora, la Partner Tepee, en todos los sentidos. Ha dejado a un lado la imagen de furgoneta de reparto para transformarse en un monovolumen con muchas posibilidades tanto dentro como fuera del asfalto, puesto que, como opción, puede equipar el sistema Grip Control, que ayudará a circular por terrenos complicados.

Peugeot Rifter

Comparándolo con su predecesor ha mejorado tanto estética como tecnológicamente. Exteriormente el nuevo Rifter goza de unas líneas mucho más modernas, más frescas, pero que a la par le brindan una sensación de robustez y solidez. Si pasamos al interior, nos encontramos con un habitáculo pensado y diseñado para viajar y disfrutar de todos y cada uno de los trayectos que hagamos. El hecho de incluir el i-Cockpit®, con un volante como el de sus hermanos 5008, 3008 o 508, el Head-up Display o una pantalla de hasta 8″ flotante hacen que cambiemos por completo el concepto que teníamos hasta ahora de las “furgo familiares”.

Interior Peugeot Rifter GTLine

Acabados y motorizaciones disponibles

Lo primero que debéis saber es que hay dos modelos de Rifter: Standard y Long, que miden 4,40 y 4,75 metros respectivamente y ambas pueden adquirirse con 5 o 7 plazas, siendo la tercera fila de asientos opcional y cuyo precio ronda los 600€.

Podemos elegir entre cuatro niveles de personalización: Access, Active, Allure y GT Line (ordenados de menor a mayor equipamiento) y cuatro motorizaciones: un gasolina PureTech de 110 CV y tres diésel BlueHDI, de 75 (sólo disponible con el acabado Access y en la versión corta), 100 y 130 CV (disponible a partir del acabado Active), siendo esta última la única que puede asociarse a la caja automática EAT8. Como nota deciros que todas ellas cumplen con la normativa Euro 6.2.

Volante GT Line

Vídeo Prueba

A continuación, os dejamos la vídeo prueba que hemos hecho al Peugeot Rifter 1.5 BlueHDI 130 Standard con acabado GTLine, que es la versión que hemos probado. Os contamos cómo va, características del modelo, hacemos repaso a la gama Rifter, os contamos secretos del modelo, hacemos repaso tanto exterior como interior y, por supuesto, os hablamos del 1.5 BlueHDI de 130 que equipa esta unidad, que, por cierto, ya probamos en el 308.

 

Opinión CAR and GAS

En CAR and GAS hemos quedado muy satisfechos del comportamiento y versatilidad que ofrece el nuevo Peugeot Rifter. Se trata de un modelo que es perfectamente utilizable como vehículo de ocio o para el día a día: gasta poquísimo, tiene una capacidad de carga tremenda, es cómodo, dispone de un nivel de equipamiento elevado y se conduce y se viaja como en un turismo.

Si os mola el mundo camping y escapadas fuera del asfalto, es el coche ideal. Podrás llevar a la familia al completo allá donde quieras a la par que cargas todos los bártulos que imagines. Además, el hecho de tener una altura libre al suelo generosa te permitirá meterte por muchos caminos que en cualquiera de nuestros coches irías rezando por no dejarte la mitad de los bajos.

Plazas traseras Rifter

Recomendamos el motor 1.5 BlueHDI de 130 CV que hemos probado. Mueve al Peugeot Rifter con soltura y además es respetuoso con el bolsillo. No hemos podido probar otras motorizaciones diésel, pero pensamos que con cinco o siete ocupantes y carga, el BlueHDI de 100CV se queda algo justo.

Es 100% recomendable para familias que busquen un vehículo que disponga de hasta 7 plazas y no quieran dejar de fianza el riñón derecho en el concesionario. Digamos que es “un monovolumen económico”. Es cierto que aunque tecnológicamente ha dado un paso de gigante y venga cargado de equipamiento, no tiene el nivel de acabado de un SUV, por ejemplo, pero ¿merece la pena pagar la diferencia económica tan grande que hay entre ambos?

Si aún tienes prejuicios y sigues pensando que es una simple furgo, te animamos a que te acerques a probar uno. Rápidamente te darás cuenta que aunque exteriormente tenga un diseño diferente y lo asemejes con una furgo, una vez que entres e inicies la marcha, te cambiará el concepto.

A Destacar

  • Espacio interior y modularidad.
  • Incalculables huecos portaobjetos.
  • Equipamiento versión GTLine.

A Mejorar

  • Calidad de algunos plásticos.
  • Precio no tan económico como su predecesor.
  • Diseño de algunos componentes.

Galería de Fotos

Sergio Franco

Sobre Sergio Franco

Sergio Franco ha escrito 172 post .

CoFundador de CAR and GAS y apasionado del motor y el olor a gasolina.