Opel Grandland X Hybrid 4 – 300CV y más de 50km de autonomía en modo eléctrico

Opel Grandland X Hybrid 4 – 300CV y más de 50km de autonomía en modo eléctrico

noviembre 2, 2020 0 Por Javier Pérez

Se presenta como una gran oportunidad para todas aquellas personas que no quieren dar el salto a un coche eléctrico y poder tener todas las bondades tanto del motor de combustión como del motor eléctrico.

Vista frontal-lateral

Esta vez nos toca analizar el Opel Grandland X PHEV, el primer SUV de la marca con la tecnología híbrida enchufable, que cuenta con una autonomía en modo eléctrico en torno a 30-70km.

La versión que hemos probado ha sido la Hybrid 4 (4×4), que incorpora un motor de gasolina de 1,6 litros y 200 CV de potencia. A este motor de gasolina se le suma la potencia de dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero.

En el eje delantero tenemos un motor eléctrico con una potencia de 110 CV (81 kW) y en el eje trasero tenemos otro motor eléctrico que ofrece 113 CV (83 kW). El segundo motor está, junto con el diferencial, integrado en el eje trasero, permitiendo así proporcionar la tracción 4×4 siempre que sea necesaria.

La potencia conjunta de todos estos motores es de nada más y nada menos que 300 CV (recordamos que la potencia combinada no es la suma de todos ellos).

La transmisión es una caja automática de convertidor de par de ocho velocidades, de la que luego hablaremos con más detalle.

Acabado Ultimate como única opción

Si eliges la opción Hybrid 4 de 300cv únicamente tendrás en opción el acabado Ultimate, por lo que automáticamente tendrás todas las opciones de los acabados anteriores y además sumarás las siguientes:

  • Control de crucero adaptativo
  • Volante multifunción tapizado en cuero y calefactado
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Pedales deportivos
  • Pack Park&Go 3

La única pega que le veo es que el precio de este modelo con este acabado es quizá un pelín alto, hablamos de 46.625 euros, incluyendo ya el Plan Moves II.

Para poder distinguir esta versión de las demás vas a tener que afinar la vista. Solamente podrás ser capaz de ver la diferencia si buscamos los emblemas Hybrid4 que se encuentran dispuestos cerca de los pasos de rueda delanteros y en la parte trasera.

Interior continuista sin grandes cambios estéticos

Plazas delanteras.

Lo primero que vas a hacer cuando te montes,es compararlo con su hermano el Peugeot 3008 y te vas a dar cuenta de que son como la noche y el día.

El interior de este Opel Grandland X es muy poco futurista y mucho más simple.

Palanca de cambios

Simple, pero efectivo. Tenemos mandos físicos para regular gran parte de la navegación y de la climatización y eso es de agradecer porque en el caso del 3008 el acceso a la parte de la climatización es bastante engorroso y tendrás que apartar la vista de la carretera más tiempo del necesario.

Los plásticos interiores no tienen ni un solo crujido, todo encaja perfectamente y eso nos ha gustado de nuevo tal como dijimos cuando probamos la versión 1.2 gasolina de 130cv

Los asientos con certificación AGR son una delicia, como siempre. Son muy cómodos y recogen la espalda perfectamente en cualquier tipo de situaciones. El asiento del conductor además tiene regulación para las pantorrillas para que el asiento se ajuste como un guante a tu cuerpo.

Asientos delanteros con certificación AGR

Si nos vamos a la parte de atrás contaremos con mucho espacio para las piernas y mucha distancia entre nuestra cabeza y el techo.

Las plazas traseras resultan realmente cómodas en cualquiera de los 3 asientos disponibles. También tenemos reposabrazos central con posavasos y apertura central.

Como punto negativo, la climatización trasera no es gestionable más allá del flujo de aire y solo cuenta con una toma USB, aunque tenemos una toma de 12v en la que podemos conectar nuestro cargador.

Plazas traseras

Opel Connect

Las funciones de ayuda como la navegación en vivo con información de tráfico en tiempo real, la verificación de los datos clave del vehículo a través de una aplicación, la conexión directa con la asistencia en carretera y las llamadas de emergencia, dan al conductor y los pasajeros una mayor tranquilidad.

La ayuda se puede solicitar en segundos a través del botón rojo. Si se despliegan los tensores del cinturón de seguridad o los airbags, la llamada de emergencia se activa automáticamente.

Maletero escaso para un SUV

Maletero y doble fondo

Una de las mayores pegas que le podemos poner a este Grandland X es el maletero.

Con solo 319 litros quizás se te de corto en muchas ocasiones, sobre todo si viajas con la familia y lleváis unas cuantas maletas. Este espacio perdido de maletero es porque parte de la instalación del sistema eléctrico está ubicado justo debajo.

Tenemos un doble fondo donde se ubica el cable de carga y unos espacios para poder meter alguna cosa más.

Hablando de la carga, este coche monta una batería de 13,2KW/h y el cargador disponible internamente es de 3.3kw.

Conectado a una potencia de 1.8KW, la batería tarda en cargarse en torno a las 7 horas. Sí lo conectamos a una potencia de 3.7KW tardará únicamente 4 horas y si utilizamos un cargador rápido en menos de 2 horas la tenemos lista.

Comportamiento en carretera

Trasera Opel Grandland X Hybrid 4

Antes de comentaros nuestras impresiones al volante quería hacer un inciso para hablaros del Drive Mode.

Podemos elegir 4 modos:

  • Eléctrico – Modo 100% eléctrico, ideal para ciudad, atascos o rutas de menos de 60km.
  • Híbrido – Gestiona automáticamente los motores para utilizarlos de la manera más eficiente.
  • 4×4 – Activa el eje trasero electrificado para una máxima tracción en todo tipo de carreteras.
  • Sport – Disponible toda la potencia de todos los motores.

En ninguno de estos modos varia ni la dureza de la suspensión ni de la dirección.

Lo primero de lo que te vas a dar cuenta al subirte es que es un coche extremadamente cómodo, quizás demasiado para semejante caballería.

La dirección es muy rápida, pero es muy blanda. En momentos puntuales nos hubiera gustado que la dirección fuera algo más precisa y dura. Igual nos pasa con la suspensión, muy blanda para momentos en los que le exigimos un poco más en tramos de curvas. Los cambios de apoyo se notan bastante y la carrocería balancea más de lo deseado.

Detalle Faro Trasero

En cambio, si hacemos una conducción más sosegada y tranquila o simplemente por autovía y autopista, el coche se comporta estupendamente. Es muy rápido, recupera a una velocidad pasmosa y los adelantamientos los vas a realizar en un abrir y cerrar de ojos.

La caja de cambios es automática de convertidor de par y cuenta con ocho relaciones. Como punto positivo tengo que decir que la gestión de las marchas y del uso de los motores son casi inapreciables. Las transiciones entre modo eléctrico y de combustión son de 10. Como punto negativo, el uso con levas no es tan eficaz como esperaba. Si quieres bajar una marcha y el coche también piensa que debe de bajarla, automáticamente bajaras 2 marchas.

Para probar los modos de conducción hemos decidido hacerle varias pruebas de fuego.

La primera ha sido rodar únicamente en modo eléctrico en carretera de 100km/h sin mucho tráfico, carretera de 90km/h con atasco matinal y un poco de ciudad. En nuestro caso hemos conseguido hacer 54km, que nos parece una cifra bastante buena y que se ajustará a la mayoría de las personas que utilicen este modo para ir a trabajar o para moverse por ciudad sin gastar apenas dinero.

La segunda prueba ha sido recorrer la misma distancia en modo híbrido y hemos conseguido unos consumos de 4.3 litros, un consumo muy ajustado para un SUV de estas dimensiones.

Y, para terminar, hemos probado tanto el modo Sport y el modo 4wd. Los 2 empujan como malas bestias ya que estamos utilizando el 100% de todos los motores y eso se aprecia, haciendo que el Grandland sea un SUV muy rápido.

Si tuviera que ponerle un punto negativo a utilizar muy a menudo el modo Sport es el deposito tan pequeño con el cuenta este coche, un deposito de 43 litros y que puede que se te quede corto en algunas ocasiones.

Opinión CAR AND GAS

Este Opel Grandland X PHEV nos ha dejado un buen sabor de boca, un coche muy equipado, con mucha tecnología, cómodo hasta decir basta y con un sistema híbrido con unas transiciones suaves y unos consumos comedidos.

Una autonomía en modo eléctrico que supera los 50 kilómetros en la gran mayoría de ocasiones y con el que podremos circular diariamente sin gastar apenas dinero.

Como única pega, el precio, un tanto elevado para un coche de marca generalista.

Puntos fuertes y débiles

A destacar

  • Comodidad en marcha.
  • Transiciones inapreciables entre el motor eléctrico y de combustión.
  • 300cv

A mejorar

  • Suspensión y dirección demasiado blandas
  • Interior continuista
  • Precio elevado.

Galería Opel Grandland X Hybrid 4

Javier Pérez

Sobre Javier Pérez

Javier Pérez ha escrito 35 post .