Prueba Peugeot 208 GT Line 1.2 Puretech 130 cv EAT8

Prueba Peugeot 208 GT Line 1.2 Puretech 130 cv EAT8

noviembre 23, 2020 0 Por Mario Villagarcía

Probamos a fondo al coche del año en Europa 2020. ¿Qué esconde detrás de ese look tan llamativo?

El frontal del nuevo 208 es muy llamativo gracias a las luces diurnas con la forma del colmillo del león

Está claro que la segunda generación del Peugeot 508 supuso en 2018 un punto de inflexión en el lenguaje de diseño de los modelos de la marca francesa, tanto a nivel exterior como interior. Atrás quedó la imagen de marca generalista pura y dura consiguiendo que actualmente los modelos de Peugeot puedan avanzar poco a poco hacia el universo premium que ya sabemos que tres marcas lideran desde hace unas cuantas décadas. Esto es algo que,  por otra parte, va a ser difícil de conseguir por aquello de que ” Un Peugeot no puede ser Premium” ¿ O no?

Esto no quiere decir que los modelos de Peugeot sean premium ni mucho menos, pero sí que poco a poco se van alejando de las marcas generalistas que todos conocemos, y con la llegada de la nueva generación del 208 sucede precisamente esto. Vamos a conocer a fondo a este urbanita que tanto está dando de qué hablar últimamente.

Un cambio radical

Peugeot 208 Gt Line amarillo faro

El nuevo 208 hereda los elementos de diseño del 508 pero también luce detalles nuevos como la triple garra led en los faros Full Led delanteros ( el resto de faros no tienen esa triple garra).

El frontal es muy anchote y deportivo y tiene 3 elementos característicos:

  • La inscripción “208” al final del capó
  • Una parrilla cromada muy ancha
  • Unos faros Led con la triple garra + colmillo como luz diurna

Sólo el acabado Gt Line tiene Faros Full Led con la triple garra, en el resto de versiones la luz diurna es diferente. Los acabados Active, Business Line y Allure tienen faros Ecoled ( luces led cortas y largas pero intermitentes halógenos) con el colmillo como firma lumínica y el acabado de acceso Like cuenta con faros 100% halógenos incluso para la luz diurna

Si pasamos al lateral vemos un coche más largo que antes ( llega a los 4,05 metros), con mejor apariencia, muy proporcionado y con guiños al pasado del icónico 205 GTI.

Los pasos de rueda en negro brillante y la inscripción GT LINE en el pilar C son guiños al famoso 205 GTI 

La trasera también cambia radicalmente y en este acabado Gt Line luce una bonita salida de escape doble

Y la trasera no podía ser una excepción, y también cambia radicalmente frente a la anterior generación. Los faros ahora son mucho más estilizados y están unidos por una franja negra que le aporta más fuerza y anchura. Aquí detrás los faros son de Led para todas las funciones desde el acabado Allure. Además en este acabado Gt Line, el alerón superior es de serie y le da un toque espectacular, al igual que la salida de escape cromada 100% real.

La doble salida de escape cromada es 100% real y será doble siempre que elijamos el motor Puretech de 130 cv. Si optamos por un 208 Gt Line con el motor Puretech de 100 cv, o el diésel BlueHdi de idéntica potencia sólo tendremos una salida de escape

Un mini 508 por dentro

El 208 ha sido el primer modelo en incorporar el cuadro digital en 3D

Absolutamente todo es diferente y directamente podríamos decir que es un 508 en pequeño. Ahora la postura de conducción es más baja y sobre todo notas que el salpicadero te envuelve, lo que incrementa la deportividad.

Existen tres pantallas centrales diferentes. De 5″ para el acabado de acceso Like, de 7″ para el resto de acabados y de 10″ para el acabado GT Pack. Nuestra unidad de pruebas se corresponde con un acabado Gt Line que ha sido reemplazado por los acabados GT y GT Pack. A partir del acabado Allure podemos elegir como opción la pantalla de 10″

Lo más llamativo del puesto de conducción son las pantallas de salpicadero y cuadro de instrumentos, sobre todo esta última que además es 3D.

Es lo que Peugeot llama I-Cockpit 3D y consiste en un puesto de conducción que se caracteriza por ofrecer:

  • Un cuadro de instrumentos 3D personalizable con dos pantallas que proyectan la información en forma de holograma, creando así ese efecto en tres dimensiones.
  • Una pantalla central en el salpicadero orientada hacia el conductor
  • Un volante muy pequeño achatado por encima y por debajo, que se coloca por debajo del cuadro de instrumentos para consultar la información por encima del volante y  no a través del mismo

Hay quién no se encuentra cómodo con este puesto de conducción, pero tenemos que reconocer que cada vez es más fácil encontrar una postura cómoda en estos puestos de conducción I-Cockpit. Nosotros no hemos tenido problema con eso y la verdad que es una postura de conducción que engancha y cuanto más conduces, más te gusta.

Los acabados del interior es de lo mejorcito que puedes encontrar en el segmento B

Otro aspecto en el que ha mejorado mucho este 208 ( siendo ya bueno el anterior) es en la calidad y aspecto del interior. Molduras, tacto de botones, ajustes entre las piezas…todo se encuentra a un nivel muy alto y quizás lo que empaña un poco el conjunto son los materiales duros de la zona superior de los paneles de puertas, pero tienen buen tacto. Los asientos tienen un diseño bastante deportivo, muy buen mullido y agarre y una calidad de la tapicería muy Top. Esto es un poco lo que veníamos diciendo más arriba, detalles como el cuadro 3D, tapicerías, diseño del propio interior…generan una sensación de calidad que no se percibe en un utilitario generalista al uso.

Este 208 Gt Line cuenta además con iluminación ambiental en 8 colores que veremos en salpicadero y paneles de puertas delanteros

El espacio es muy bueno en las plazas delanteras y más que correcto en las traseras, aunque el acceso detrás es incómodo debido a unas puertas muy pequeñas que además tienen un ángulo de apertura bastante justo. En fin, cosas del diseño…

El maletero cuenta con 309 litros, lo que es una capacidad algo por encima de la media, aunque la boca de carga es estrecha y queda algo elevada

Si queréis un 208 de gasolina esta es la combinación perfecta

De momento estos 130 cv es lo máximo que podemos elegir en gasolina, pero sobra potencia

La gama de motores del 208 es bastante variada y con potencias para prácticamente cualquier tipo de uso:

Gasolina

  • 1.2 Puretech atmosférico con 75 cv y caja manual de 5 velocidades
  • 1.2 Puretech turbo con 100 cv y caja manual de 6 velocidades o EAT8
  • 1.2 Puretech turbo con 130 cv y caja EAT8

Diésel

  • 1.5 BlueHdi con 100 cv y caja manual de 6 velocidades

Versión eléctrica e-208

  • Batería de 50 kw/h ( 136 cv al cambio) y 340 km de autonomía en ciclo WLTP

Una de las novedades de este 208 es la llegada de una versión 100% eléctrica que cuenta con unas muy buenas prestaciones y será la opción perfecta para los que busquéis un 208 para la ciudad. Esta vez vamos a hablar de la versión de 130 cv gasolina que es la que tenemos entre manos.

Es un bloque de tres cilindros y aunque en general está muy aislado, en momentos como arranques en frío o simplemente aparcando, llegan algunas vibraciones al interior. Es un detalle mejorable pero con el que hay que convivir y para nada se convierte en algo muy molesto en el día a día.

Los 130 cv se notan y le dan al 208 un nivel de prestaciones ya respetable para tratarse de un segmento B. Hace el 0-100 en 8,7 segundos y la velocidad máxima es de 208 km/h, así que potencia desde luego no falta y eso lo notamos directamente en cuanto le exigimos un poco en marcha. El motor se encuentra muy lleno desde apenas 1.500 rpm hasta unas 5.500 rpm. Tenemos modo Eco, normal y Sport, y directamente en modo Sport parece un coche diferente. Suena más gordo, cambia más rápido de marchas y las recuperaciones se notan más vivas. Todo esto también se transmite al cambio EAT8 que además cuenta con unas levas tras el volante que incrementan esa sensación de deportividad. El funcionamiento del cambio en cualquier modo, es excelente.

Para un uso cotidiano, el modo normal es el más recomendable porque notamos que tenemos buena potencia sin resultar incómodo en ciudad por ejemplo.

El consumo final de la prueba ha sido de 6,7 litros, pero estamos seguros que podéis bajarlo medio litro. En un uso normal en recorrido mixto, se pueden mantener consumos de unos 6,2 litros perfectamente.

Dinámicamente quizás ha perdido ese tacto más juguetón de la generación anterior, pero sigue siendo un coche muy dinámico, con una dirección muy precisa y un paso por curva bastante bueno. Las sensaciones al exigirle más de la cuenta son menores que antes pero a cambio es mucho más aplomado en carretera y está más filtrado

En la videoprueba te hablamos de todas las ayudas a la conducción de este nuevo 208

Opinión CAR and GAS

La iluminación es la principal seña de identidad del 208

Nos ha encantado este 208 y se nota si habéis leído toda la prueba. Es un coche con una estética muy llamativa, con mucha personalidad y con ciertos detalles deportivos que le dan un toque muy especial. A cambio esto repercute en aspectos como el acceso a las plazas traseras y maletero. Puede equipar mucha tecnología, los detalles y acabados del interior son de categoría superior y dinámicamente es más coche que antes sin perder ese toque deportivo que caracteriza a Peugeot. ¿El precio? Está claro que no sale barato. El equivalente a esta unidad de pruebas en la nueva gama MY2020 sería un 208 GT con algunos extras del GT Pack, como la pantalla de 10″, el pack de conducción semiautónoma o el cargador por inducción. Todo esto nos deja con un precio ( sin descuentos) de unos 25.000 euros. La decisión ahora, es vuestra.

A destacar

  • Cambio radical tanto por fuera como por dentro
  • Acabados del interior
  • Puesto de conducción I-Cockpit 3D
  • Rendimiento del motor Puretech 130 y caja EAT8

A mejorar

  • Acceso a plazas traseras y maletero
  • Precio algo elevado
  • No hay versiones híbridas de ningún tipo

Galería de imágenes Peugeot 208 Gt Line

 

 

 

Mario Villagarcía

Sobre Mario Villagarcía

Mario Villagarcía ha escrito 57 post .

Desde chiquitín supe que mi relación con los coches era algo especial. A día de hoy queda confirmado.