Probamos el Skoda Octavia Combi 1.5 TSI

Probamos el Skoda Octavia Combi 1.5 TSI

diciembre 24, 2020 0 Por Mario Martínez

Espacioso, cómodo y con mil cachivaches para hacernos el viaje más placentero, así es el nuevo Skoda Octavia Combi. Un vehículo familiar, que presenta unos acabados buenos y con una relación prestaciones consumo muy equilibrada.

La marca checa apuesta fuerte por este modelo, ya que se trata de la cuarta generación del modelo. A nuestro parecer y después de haberlo probado y exprimido a tope consideramos que se trata de un coche con muchísimo potencial.

Al parecer soy el encargado de la redacción en probar los coches grandes y familiares… Pues estoy encantado. Y si ya comentaba en la prueba del CLA 200 Shooting Brake que cada día me gustaban más este tipo de coches, el Skoda Octavia Combi lo ha confirmado. Un diseño que no llama en exceso la atención, pero que tienen un toque deportivo y un confort interior que conseguirá que no quieras salir del coche. Además, a todo esto hay que sumarle la implementación de la filosofía Simply Clever de Skoda… un coche sobresaliente.

Ángulos marcados para llenar de carácter.

Te gustará o no, pero las parrillas de tamaño grande están presentes en muchos coches y a la gran mayoría le sienta bien. En el frontal del Octavia Combi, encontramos la nuestra, bordeada por un anillo cromado. Y escoltándola se encuentran los grupo ópticos. A diferencia de la generación anterior no encontramos el foco dividido en dos, en esta ocasión es una sola pieza, con un diseño más recto y estilizado que cuentas con tecnología led para alumbrar en los viajes nocturnos. Por debajo de esta encontramos las luces antiniebla, que utilizan la misma tecnología.

Si pasamos al lateral del Skoda Octavia Combi, nos llamarán la atención dos elementos. Por un lado la longitud, casi 4,70 metros de largo, que nos darán una habitabilidad muy buena. Por otro las llantas, que en esta ocasión presentan un diseño carenado que hará que te gusten mucho o que no te gusten nada. La verdad que a nosotros nos han convencido con la combinación de colores que han elegido.

“La musculatura del Octavia Combi reside en los nervios de su carrocería, y a la vez le dan un toque agresivo”

La zaga la encontramos presidida por un alerón de un tamaño considerable, al que le sigue la luna trasera que cae de manera perpendicular. Debajo de esta hay una franja horizontal, con los nervios marcados y donde se encuentra el nombre de la marca, una tendencia que ya encontramos en varios modelos de la marca. Escoltándola, se pueden observar los grupos ópticos, divididos en dos, hay que decir que una parte se mete en el lateral del vehículo y seamos sinceros, aporta un toque estético muy bonito. Pero sin duda, llama la atención que en el difusor no encontramos salida de escape. Creo que es un acierto, ya que mejor que no aparezca nada a poner algo que no tiene función, así que en este apartado le ponemos un punto positivo al Skoda Octavia Combi.

Interior confortable y tecnológico, con algún pero.

Si nos sentamos en a los mandos del modelo de la marca checa nos vamos a sentir muy recogidos, tenemos unos asientos muy cómodos, con buen acabado y el extra de ser calefactables. Esto es muy gratificante sobre todo si te toca coger el coche en invierno y hay temperaturas bajas, ya que entraremos en calor de forma rápida. Unos asientos en cuero, que poco tienen que envidiar a los de las marcas premium.

Pero hay otro elemento que nos llamara la atención cuando estemos en este asiento y ese es el volante. Está formado únicamente por dos radios (personalmente hacía tiempo que no veía uno así). En ambos lados encontramos controles para manejar el sistema de infoentretenimiento y el sistema de control crucero. Además, contamos con un botón para manejar mediante comandos de voz alguno de los elementos de nuestro vehículo. El cuadro de instrumentos es completamente digital y podemos alternar entre varias pantallas distintas donde visualizaremos distintos elementos.

En la parte central encontramos una pantalla de 10 pulgadas donde tendremos la opción de controlar la mayoría de los elementos del vehículo, incluida la climatización (cosa que no nos gusta mucho). Debajo de la pantalla una serie de botones para acceder directamente a alguno de los menús, como es el selector de modo de conducción. En el salpicadero vamos a encontrar una combinación de materiales, entre los que encontramos plásticos mullidos, plásticos duros, negro piano (una franja que da un toque estético) y tele, con un pespunte que queda precioso.

Skoda destaca por su habitabilidad

Si hay un aspecto que destaca en Skoda es la habitabilidad interior de sus modelos y el Octavia Combi no iba a ser menos. Las plazas delanteras son cómodas y las posteriores también. Soy una persona grande y en la mayoría de los coches en los asientos traseros voy con la cabeza agachada ya que toco el techo. En esta ocasión tenía bastante espacio libre al igual que en las rodillas. Si vamos al maletero, podemos decir con seguridad que no nos va a faltar espacio para llevar el equipaje. Contamos con 640L para poder meter todas las maletas, bolsas y bártulos que queramos.

Simply clever, es eslogan de Skoda llevado a la práctica

La marca checa ha convertido su eslogan en una filosofía. Nos incluyen una serie de gadgets, que a simple vista pueden parecer tonterías pero que consiguen que la habitabilidad dentro del coche nos sea más sencilla y cómoda, sobre todo en viajes largos. En la parte delantera encontramos un soporte para el móvil que se coloca donde los porta bebidas y una pequeña papelera portátil que nos será muy útil para ir tirando las cosas y tener toda la basura recogida.

“Simply Clever: soluciones prácticas y sencillas para hacer la vida más fácil a los ocupantes”

En la parte posterior, tenemos un bolsillo específico para colocar los móviles, además de esto contamos con una toma de enchufe (de los de toda la vida). Pero sin duda el que más llama la atención es que en los reposacabezas tenemos unas “estructuras” que nos van a ayuda que no demos cabezazos si decidimos tomar una siesta en el viaje. También contamos con unas cortinillas en las ventanas traseras por si decidimos transformar esa siesta en un sueño profundo.

En el maletero también tenemos elementos que nos ayudaran a repartir la carga de una forma que no vaya dando tumbos. Encontramos ganchos, redes, fijadores de carga y una serie de elementos que ayudara que nuestros bultos se puedan enganchar de una manera seguro. Pero hay algo más. Tenemos un botón que nos liberará la bola de remolque por si necesitamos tirar de uno, o por si decidimos aparcar en la calle, para no recibir “besitos” de los desconocidos a la hora de aparcar.

Prestaciones y consumos muy equilibrados

Debajo del capó encontramos un motor de 1,5L cuatro cilindros que desarrolla 150 CV y 250 Nm. Una potencia suficiente para movernos con total libertad por todo tipo de carreteras sin miedo a quedarnos sin potencia. No se trata para nada de un deportivo, pero vamos a tener un comportamiento muy bueno. Si hablamos de la suspensión hay que decir que la dureza de la misma dependerá del modo de conducción que escojamos. Si llevamos un modo para ahorrar combustible, está será blanda.

“Consumos por debajo de los homologados y cinco modos de conducción”

En esta ocasión contamos con cinco modos de conducción: Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual. El consumo en estos modos de conducción no variará mucho, sobre todo notaremos las diferencias en la dureza de la dirección y la suspensión. Si hablamos de consumos hay que decir que el que homologa la marca es de 5,9 L/100Km. En nuestra prueba en la que hemos conducido el Skoda Octavia Combi por todo tipo de carreteras hemos rondado los 5,4 L/100Km (en modo normal). Si ponemos el modo Sport, el consumo rondaba los 6,0L/100Km.

Precio

El precio de salida del Skoda Octavia Combi, en su versión más básico es de 17.100€.

El probador opina

El Skoda Octavia Combi sorprende en todos los aspectos. En cuanto a carrocería esta renovación le ha dado un toque más agresivo y llamativo. Presenta un interior totalmente tecnológico, muy táctil, aunque hay que confesar que para ciertas funciones es mejor tener los controles físicos de toda la vida. Y por último habitabilidad, ya de por sí los vehículos de este segmente suelen ser bastante espaciosos, pero la marca checa siempre consigue ampliarlo un poco más.

En cuanto a motor, poco vas a encontrar en el mercado que proporcione ese dinamismo y esas prestaciones con unos consumos tan contenidos. Es cierto que la suspensión en modos de ahorro de combustible no sea lo que más nos gusta, pero hay que añadir que tiene fácil solución. Configurar el modo de conducción Individual y poner la suspensión en modo Sport.

También hay que añadir que los gadgets que nos incluyen en el coche son muy útiles para que a las personas que van de acompañantes se les haga algo más ameno el viaje. Sin ninguna duda un coche que tiene que entrar entre los “que hay que mirar sí o sí” cuando tienes intención de cambiar de coche y más aun si lo que quieres es un familiar.

Vídeo

Pincha para ver la vídeo prueba en Youtube

Puntos fuertes y débiles

A destacar

  • Suavidad del motor, un motor muy equilibrado con unos consumos sostenidos.
  • Opción de bola de remolque, con la posibilidad de poder esconderla dentro del chasis.
  • Filosofía Simply Clever de escoda con elementos que nos hacen la habitabilidad más cómoda dentro del coche.

A mejorar

  • Negro piano en volante y salpicadero, se va a ensuciar y/o rallar con facilidad.
  • Suspensión excesivamente blanda si circulamos en modos de conducción para ahorrar combustible.

Galería fotográfica Skoda Octavia Combi

Sobre Mario Martínez

Mario Martínez ha escrito 7 post .