Probamos el Subaru XV Hybrid en sus dos medios preferidos

Probamos el Subaru XV Hybrid en sus dos medios preferidos

febrero 16, 2020 0 Por Javier Pérez

Antes de empezar, queríamos agradecer a Subaru la invitación al evento de presentación de este Subaru XV hybrid en Madrid, la cuál nos ha dejado un gran sabor de boca.

Lo primero de lo que quiero hablaros es del tipo de evento que preparó Subaru y de cómo pudimos probar este SUV (con muchas vitaminas) en todo tipo de situaciones.

El punto de partida de esta prueba fue el Hotel Only You de Madrid, ubicado en frente de la estación de Atocha, donde pudimos tomarnos un buen café y poder coger energía para el día que nos esperaba por delante.

Después de recuperar esa energía necesaria bajamos al garaje a recoger nuestro XV Hybrid. En nuestro caso pudimos probarlo en acabado Executive Plus y con una pintura Lagoon Blue Pearl, que le viene de perlas para presentar este modelo híbrido.

El color Lagoon Blue Pearl consigue que un coche que no llama demasiado la atención por sus formas, llegue a ser el centro de atención de todas las miradas.

Teníamos por delante 90km para llegar a la finca, por lo que era un buen momento para probar cómo se comporta el coche en ciudad y en carretera.

¡Sube que nos vamos!

El coche es muy ágil en ciudad, su tecnología e-BOXER que combina un motor atmosférico de 150CV con un motor eléctrico de 12,3KW (16,7CV) consigue que las salidas de los semáforos puedan ser contundentes y rápidas, aunque si prefieres ser fino con el pedal, el coche saldrá de parado únicamente utilizando el motor eléctrico hasta los 40km/h.

Podemos verificar si estamos en modo eléctrico verificando el cuadro de instrumentos en el cuál se iluminarán las letras EV, o en su pantalla superior en la que veremos un gráfico avanzado que nos pintará el motor en azul

El cambio lineartronic es muy agradable tanto en ciudad como en carretera. Consta de siete marchas simuladas y lo cierto es que están bastante bien conseguidas. Si jugamos con las levas podemos conseguir más agilidad y potencia para realizar adelantamientos y también consiguiendo que el cambio CVT sea un poco más divertido.

Asimismo, hemos podido comprobar que en ciudad se comporta de manera muy eficiente y rápida, y que gracias a su sistema VGR (Variable Gear Ratio) mejora la estabilidad en cualquier tipo de giro.

Tenemos una dirección blanda pero muy ágil y unas suspensiones con un tarado blando que nos permite obtener un gran confort en cualquier tipo de vía

Otro de sus puntos fuertes es que no tenemos balanceos o rebotes en la suspensión y eso es gracias a una barra estabilizadora que mejora el comportamiento en todo tipo de superficies y que notaremos más aún cuando hagamos offroad.

Una vez que conseguimos salir de la jungla de Madrid, pudimos ver como se comporta en carretera y tengo que decir que me ha sorprendido gratamente. Es muy cómodo, los asientos recogen bastante y, además, los chicos de Subaru han conseguido una insonorización interior increíble. Solo notarás más rumorosidad cuando exprimimos la caja CVT para realizar adelantamientos.

El motor térmico se apoya en el eléctrico para reducir consumos, permitir cruceros desahogados y aportar un extra de potencia en subidas pronunciadas o adelantamientos

Después de probar el comportamiento tanto en ciudad como en carretera, por fin, llegamos a la finca en la cuál pudimos exprimir al máximo las habilidades 4×4 de este SUV de Subaru.

¿SUV o 4×4? Bienvenidos a su hábitat preferido

Una vez en la finca, como primer plato nos encontramos con un circuito de velocidad en tierra y barro. De segundo, tenemos un circuito 4×4 donde sentir como funciona la tracción integral simétrica permanente y de postre, contaremos con un paseo por una ruta de tierra para que vuelvas relajado a casa.

Desactivamos control de tracción y salimos a la pista de velocidad. Lo primero que tengo que decir es que salimos con una sonrisa de oreja a oreja. Aunque fuera una pista de tierra y barro, nuestro XV se comportaba de maravilla. Los cambios de peso los realiza la mar de bien y pudimos incluso entrar y salir derrapando de muchas curvas sin ninguna sensación de inseguridad, además, según se iba deteriorando el terreno, mejor se comportaba y más divertido se volvía.

En el circuito 4×4 es donde pudimos jugar con su modo X-Mode y porque este SUV se desmarca de la mayoría de los que nos podemos encontrar en el mercado.

Este Subaru tiene 22 centímetros de altura libre, cuenta con un ángulo de ataque de 18º y 29º de salida, quizá te parezca que el ángulo de ataque no es el adecuado, pero te aseguro que es más que suficiente

Contamos también con bajos carenados para no tener que sufrir por las tripas de este XV cuando salimos fuera de asfalto

Gracias a la tracción integral simétrica permanente y su modo X-Mode pudimos probar como en descensos pronunciados este XV frenaba automáticamente gracias a su control de descensos y cómo funcionaba en una zona de dubbies, levantando la patita y aplicando tracción en las ruedas que teníamos en contacto con la tierra.

En todo momento teníamos una grata sensación de seguridad, ya que cuando pensabas que el coche no subiría o no saldría, simplemente debíamos dejar que actuará su tracción integral, consiguiendo salir airoso de cualquier tipo de obstáculo o situación.

Este sistema X-Mode se apoya en el motor eléctrico para actuar de manera inmediata desde 0 km/h

Finalmente pudimos salir a hacer nuestra ruta 4×4 en la que terminó de mostrarnos que se desenvuelve igual de bien tanto en asfalto como en tierra y que además gracias a su nivel de insonorización pudimos mantener una conversación con una sensación de tranquilidad absoluta.

Interior y seguridad de gran nivel.

Antes de hablaros del interior os quería hablar del sistema Eyesight que, para mí, es de los más completos del mercado y que además viene incluido en cualquier acabado y motorización.

  • Frenada pre-colisión
  • Asistencia a la frenada pre-colisión
  • Control de crucero y de crucero adaptativo
  • Aviso de salida del carril
  • Función de permanencia en el carril
  • Control del acelerador
  • Aviso de derrapado
  • Notificación de avance del coche delantero.

Nuestra unidad venía con el acabado Executive Plus por lo que contábamos con otros extras de seguridad como el SRVD (Sistema de detección de vehículo trasero y ángulo muerto).

Si hablamos de interiores, los dos acabados cuentan con unos interiores fantásticos, con muy buenas calidades, muy bien rematados y sin holguras ni grillos en ninguna parte. Te bajas del coche con la certeza de que ese interior no va a sufrir muchos problemas con el paso del tiempo.

Para diferenciar la versión híbrida de las otras motorizaciones han optado por aplicar detalles en bronce (Executive Plus) o plata (Sport Plus) en los laterales de las puertas delanteras, un cuadro de instrumentos y sistema multimedia con tonos azules y la información del sistema híbrido en la pantalla central superior.

En cuanto al sistema multimedia, en esta motorización contamos con un sistema multimedia de 8”, compatible con Apple Carplay y Android Auto, algo que ya pudimos comprobar cuando probamos el 2.0 boxer de 156.

La única queja que puedo poner al interior, es que en el acabado Sport Plus el arranque es con llave tradicional.

Si analizamos el maletero, contamos con una capacidad de 345 litros que es exactamente la misma que tiene la versión 1.6 de gasolina que viene con rueda de repuesto, por lo que no se aprecia que las baterías se encuentren alojadas en el piso del maletero. Otra cosa es que nos parezca que se queda algo corto…

Y ya de vuelta a Madrid con un gran sabor de boca, os voy a hablar de los consumos y a detallar la información tanto de los precios como de las diferencias de los 2 acabados disponibles en esta versión híbrida.

Respecto a los consumos, hemos conseguido una media de 8,2 litros, que es bastante cercana a lo que indica la WLTP que es de 7.9 litros. Consideramos que es un consumo alto pero que seguramente en uso 100% urbano podremos reducir.

La versión híbrida cuenta con 2 acabados, la versión Sport Plus (30.500 euros) y la versión Executive Plus (32.500 euros).

Las diferencias entre el acabado básico y el acabado superior son:

  • SRVD (Sistema de detección vehículo trasero y ángulo muerto)
  • Techo solar eléctrico
  • Asistencia de cambio de luces largas-cortas
  • Asientos de cuero bicolor con costuras naranjas
  • Asiento del conducir con ajuste eléctrico en 8 posiciones.
  • Llave de acceso inteligente con botón de arranque
  • Acceso con código Pin
  • Espejo interior automático.

Opinión de CAR and GAS

No hay muchísimas diferencias entre uno y otro, así que si optáis por el acabado Sport Plus contareis con un Subaru con muy buena calidad-precio, con su sistema Eyesight, híbrido, con gran calidad interior y con su sistema integral simétrico permanente con el que te lo pasarás como un niño pequeño cuando salgas fuera del asfalto.

Javier Pérez

Sobre Javier Pérez

Javier Pérez ha escrito 33 post .