Mercedes-Benz GLC Coupé. Un GLC SUV deportista.

Mercedes-Benz GLC Coupé. Un GLC SUV deportista.

mayo 26, 2021 0 Por Jorge Méndez

Vámonos al gimnasio

Parece que vivimos en una época en la que si no haces un triatlón o vas al gimnasio, no eres nadie. Pues lo mismo pasa con algunos modelos de coche. El GLC coupé  de Mercedes-Benz es la versión “mazada” del GLC SUV y eso se nota en su aspecto visual, sin duda. De silueta joven, musculosa y deportiva. Así es nuestro GLC Coupé 220d 4Matic (tracción 4) y 194cv de potencia.

Lateral Mercedes-Benz GLC Coupé

Estética musculada

Si por algo se caracteriza el GLC Coupé es por su estética. Resultante de mezclar un clase C con un GLC SUV no es tarea fácil, pero cuando lo consigues, sale un producto como este. Sin duda tiene una apariencia muy potente, de ser un coche muy cañero y grande, pero si que es verdad que su apariencia exterior puede ser engañosa en su interior.

El tamaño importa

Sus medidas son de 4.732 mm de largo, 1.602 mm de alto y 1.890 mm de ancho, pero en el interior todo merma ligeramente y se ve reducido el espacio. En realidad no es que merme, si no, que la diferencia de aspecto exterior, con el interior está ligeramente descompensada y te encuentras en la realidad de lo que es un Coupé de estas dimensiones.

Si tienes pensado comprarte un GLC coupé y tienes familia quizá debas probar antes el GLC SUV, aunque no sea tan “pintón” exteriormente como la modalidad Coupé. También es verdad que dependerá mucho de la edad de los niños, porque si son menores de 12 años, siguen con una sillita grande y eso penaliza espacio.

Si ya son mayores de 12 años y/o más de 1.35 metros de altura deben viajar en coche con una silla infantil adecuada, siendo esta algo más pequeña y haciendo que el GLC Coupé cumpla ya tu necesidad de espacio. Sobre todo en la altura de las plazas traseras.

Conducir el GLC Coupé

Mercedes-Benz es la marca premium que más ha cambiado en estos últimos años y se nota en todo lo referente al puesto de conducción y su interior. Tanto los materiales, como la experiencia de conducción es de un altísimo nivel. La textura del volante, los asientos, la calidad de los materiales e incluso las botoneras son de excelente calidad y hacen un conjunto muy apetecible de conducir. La tracción integral 4MATIC es un cañón de efectividad.

Pese a su altura de SUV tiene un excelente agarre y muy buen paso por curva, sin exceder en lo que respecta a inclinaciones excesivas de la carrocería.

Ya sea sobre el asfalto o en terrenos ligeramente accidentados, te permite moverte cómodamente por suelos húmedos, helados o nevados (No te pienses que con un “Filomena” puedes salir). Gracias a la interacción entre todas las ruedas, la tracción integral permanente intenta mantener una estabilidad de marcha y un agarre brutal y te costará sacarle de sus raíles cuando vas en marcha y eso hace que puedas calentarte un poquito con la carretera. Pero ojo con venirte arriba con barro o nieve, porque montarás unas 255/55/20 si llevas el pack AMG y eso penaliza notablemente el agarre en ese tipo de superficies.

MBUX

Quizá de los cambios que más nos sorprenden. Absolutamente nítidos y asombrosamente intuitivos. Mercedes-Benz se ha tomado muy en serio llamar la atención en su interior y facilitar la vida al conductor.

El puesto de conducción te da la bienvenida con una pantalla de 17,8 cm (7 pulgadas) y función táctil,  que forma parte del equipamiento de serie, hasta llegar a los 25cm (10,25 pulgadas). Además, y por primera vez, tienes la opción de encargar un cuadro de instrumentos completamente digital con pantalla de navegación. Detrás de estos elementos se encuentra el ya conocido MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que introduce un concepto completamente diferente de manejo. Te permite personalizar hasta dar con la configuración que más se adapta a tu necesidad, eligiendo distintos modos de visualizado y áreas temáticas. El manejo se realiza de forma absolutamente personal, utilizando el lenguaje natural con su ya famoso –“Hey, Mercedes!”-, elementos de mando táctiles o sencillamente con gestos.

En marcha. ¿Qué es el Dynamic Body Control?

La unidad probada es la versión AMG line y ésta tiene varias peculiaridades, entre ellas el aspecto interior y exterior, que es obvia y visual, pero hay otra cosita que no se ve y que nos encanta. Es su tren de rodaje, que tiene tres ajustes y se llama DYNAMIC BODY CONTROL y que te permite elegir tu ajuste preferido —entre máxima agilidad y un elevado confort de amortiguación— de acuerdo con el trazado de la carretera y tu estilo de conducción personal.

La dirección directa deportiva reacciona con agilidad y precisión y favorece que te pongas más “tontorrón” de lo normal en carreteras sinuosas.

¿Te ha sabido a poco? Aquí tienes un breve vídeo resumen.

A destacar

  • Estética deportiva y musculosa.
  • Comportamiento dinámico.
  • Consumo de carburante.
  • Calidad interior

A mejorar

  • Espacio interior.
  • Repetición manejo diferentes opciones
  • Acabado escapes
Jorge Méndez

Sobre Jorge Méndez

Jorge Méndez ha escrito 169 post .

CEO y fundador de @carandgas